21 de septiembre de 2020 21/9/20

Cultura recupera la obra pictórica de José Vergara de la iglesia de Chiva

Cultura recupera la obra pictórica de José Vergara de la iglesia de Chiva - (foto 1)
  • “Se trata de un verdadero museo de la producción pictórica de Vergara”, según ha indicado Carmen Pérez

  • El Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales ha restaurado los lienzos de este gran pintor valenciano

La Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Chiva atesora uno de los patrimonios pictóricos más im­portantes de la Comunitat Valenciana del pintor academicista José Vergara.  Por eso la Diputación de Valencia, el Ayuntamiento de Chiva y el Insti­tut Valecnià de Conservació i Restauració de Béns Culturals de la Generalitat Valenciana han querido aunar esfuerzos en la recuperación de este legado mediante la restauración de los lienzos

Carmen Pérez, director del IVACOR, ha señalado que el “verdadero museo de la producción pictórica” de José Vergara se halla en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Chiva, en la que trabajó desde 1769 hasta 1790, al elegir esta localidad como segunda residencia. En ella desarrolló tanto decoraciones al fresco como lienzos para los altares. Según consta documentalmente, su primer trabajo data de 1769 y corresponde a las pechinas, donde pintó a los cuatro evangelistas.

Unos años después, en 1776 realizó las pinturas de las imágenes escultóricas. Entre 1784 y 1787 la gloria al fresco de la capilla mayor en la que representa, inspirándose en la visión apocalíptica de San Juan, el tema de la Adoración del Cordero Místico, composición en la que ocupa un lugar destacado el titular del templo, y finalmente, en 1790, el lienzo de La predicación de San Juan Bautista en el desierto para el altar mayor. La larga duración de la ejecución del proyecto decorativo de esta iglesia, costeado por la feligresía, le permitió disponer de mayor libertad compositiva e iconográfica como se ve en esta obra.

El Martirio de San Macario y San Alejandro

En el caso del Martirio de San Macario y San Ale­jandro estamos ante una de las obras de mayor envergadura de la producción de Vergara en esta iglesia, ya que se trata del grupo de santos de más devoción en la parroquia.

Esta pintura al óleo de gran formato (352 x 232 cm) presentaba numerosos faltantes de película pictórica y estrato de preparación almagra. Además contaba con una densa capa de polvo y suciedad en superficie, y un grueso barniz, que distorsionaban la visión cromática de la obra.

Durante el proceso de restauración se ha realizado una exhaustiva documentación fotográfica de todos los deterioros que presentaba el lienzo y de los procesos llevados a cabo en la intervención de la obra.

Subir