18 de septiembre de 2020 18/9/20

El Cernícalo primilla se recupera en la Comunitat con la reproducción de 50 parejas

  • Técnicos de la conselleria han liberado 21 pollos de este rapaz en Ayora

  • Esta especie se extinguió en las décadas de los 70 y 80 por la conversión de cultivos de secano por regadíos

  • Este año se ha constatado la primera colonia no inducida en Camporrobles

El 2008 ha sido uno de los mejores para el Cernícalo primilla y los datos así lo corroboran. Este año han criado en el Valle de los Alorines 50 parejas de esta especie que han sacado adelante 163 pollos, el número más elevado de pollos nacidos en libertad en la Comunitat Valenciana desde la desaparición de la especie en el medio natural.

Se trata, a juicio de la directora general de Gestión del Medio, Mª Ángeles Centeno, de todo un éxito que se inició hace diez años cuando la Conselleria de Medio Ambiente puso en marcha el plan de actuación para recuperar el cernícalo primilla en la Comunitat Valenciana.

La reproducción se confirma en otras zonas esteparias, como en años anteriores. Concretamente en una zona esteparia de Villena cercana al Valle de los Alorines llamada Cañada de Almela, donde 4 parejas han sacado adelante 13 pollos. También se ha constatado la reproducción de dos parejas en la zona de San Benito (Ayora).

Según ha destacado Centeno, se ha producido un hecho de gran interés para la especie ya que las parejas localizadas en Camporrobles, en la comarca de Utiel-Requena, intentaron nidificar. “Esto podría suponer la expansión de forma natural de la especie por otros lugares de la Comunitat”, ha apuntado la directora general..

Siguiendo con el Plan de Actuación, a lo largo de este año la Conselleria ha liberado 21 pollos de esta especie en el Valle de Ayora para reforzar la población. Dado que la especie estaba extinguida en nuestro territorio, los pollos para las reintroducciones son criados en cautividad en las instalaciones del Centro de Recuperación de Fauna “La Granja” de El Saler.

Estos pollos son instalados en los nidos artificiales a una edad en la que ya pueden alimentarse por sí solos pero aún no son capaces de volar. Permanecen en los nidos artificiales y poco a poco van creciendo hasta que vuelan y abandonan los nidos.

Al tratarse de una especie que vuelve a nidificar en los lugares donde cree que ha nacido, el éxito del proyecto de reintroducción radica en que alguno de los pollos liberados en Villena vuelva a esa zona en la siguiente primavera.

A diferencia de otros programas de reintroducción que la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Territorio y Vivienda está llevando a cabo en la Comunidad Valenciana, el Cernícalo primilla presente un grado mayor de dificultad. Esta dificultad radica en que esta especie realiza desplazamientos migratorios de miles de kilómetros para lograr alcanzar sus cuarteles de invierno situados detrás del Sahara.

Los meses de marzo y abril son el momento crítico de proyecto de reintroducción, ya que todo depende de que alguno de los pollos liberados el año anterior consiga la hazaña de retornar sano y salvo hasta la zona del hacking en Ayora.

Una especie en peligro de extinción
La Conselleria Medio Ambiente inició en 1997 el Proyecto de reintroducción del cernícalo primilla con el objetivo de recuperar las poblaciones naturales de esta especie. En el Valle de Ayora se desarrolla, con éxito, el programa de reintroducciones desde el año 2000. El programa dio como resultado una colonia estable que, a día de hoy, cuenta con 50 parejas reproductoras.

El Cernícalo primilla (Falco naumanni) es la rapaz diurna europea de menor tamaño. Se trata de una especie que habita principalmente terrenos abiertos y esteparios, con vegetación de secano y cultivos mixtos de cereales. Durante la época de reproducción forma colonias que se instalan en huecos o bajo tejas de construcciones antiguas (iglesias, masías, etc.). Tras finalizar la reproducción comienza una larga migración que le llevará a pasar el invierno a localidades africanas situadas detrás del desierto del Sahara. A principios de la primavera retorna a sus lugares habituales de nidificación.

El cernícalo primilla estaba ampliamente distribuido por gran parte de la Península Ibérica. Durante las décadas de los años 50, 60 y 70 la transformación de los cultivos de secano en regadío, llevaron a sus poblaciones prácticamente a su extinción en gran parte de su área de distribución.

En esos años se extingue en casi toda la Comunidad Valenciana, y tan sólo un par de parejas sobreviven a duras penas en la zona noroeste de la provincia de Alicante. Hacia finales de la década de los 80 desaparece totalmente de nuestro territorio, hasta hoy.

Subir