22 de septiembre de 2020 22/9/20

Cerca de 500 jóvenes sustituyen la sanción por consumo o tenencia de drogas por un curso educativo

  • Programa de Prevención Selectiva de la conselleria de Sanitat

  • Un 6,51% eran menores de 13 a 18 años, mientras que el 93,48% fueron jóvenes de 18 a 25 años

Un total de 476 jóvenes valencianos, que fueron sancionados por primera vez por consumo o tenencia de drogas en la vía pública durante el año 2009, se han acogido al programa de Prevención Selectiva de la conselleria de Sanitat y han optado por la asistencia a un curso preventivo y educativo en lugar de afrontar la sanción económica.

Este programa, que lleva a cabo la conselleria de Sanitat desde el año 2003, está permitiendo desarrollar una intensa labor preventiva por parte de expertos en prevención de drogodependencias entre la población juvenil. De hecho, desde su puesta en marcha, un total de 4.841 jóvenes valencianos han realizado un curso formativo y preventivo. El objetivo es sensibilizar a la sociedad, y en concreto a los jóvenes, sobre los efectos y consecuencias que se derivan del inicio en el consumo de drogas.

Gracias a los cursos educativos, expertos de la dirección general de Drogodependencias entran en contacto directo con aquellos grupos de población juvenil más vulnerables y expuestos en mayor medida que el resto, a los problemas derivados del uso y abuso de sustancias.

De esta manera, según ha destacado la directora general de Drogodependencias, Sofía Tomás “a través de esta iniciativa, los jóvenes reciben información veraz sobre los riesgos que conlleva el consumo de sustancias para su salud, y adquieren conocimientos sobre los factores de protección y cómo desarrollar habilidades sociales para hacer frente a esta problemática”.

Asimismo, los expertos informan y asesoran a las familias, cuando la situación lo requiere, sobre los recursos y servicios, tanto de prevención como tratamiento de las drogodependencias que dispone la conselleria de Sanitat distribuidos por toda la Comunitat Valenciana.

Del total de jóvenes que durante el año pasado optaron por acogerse a este programa preventivo, en concreto 476 jóvenes, un 6,51% eran menores de 13 a 18 años, mientras que el 93,48% fueron jóvenes de 18 a 25 años sancionados por tenencia y/o consumo de sustancias psicoactivas en lugares, vías, establecimientos o transportes públicos.

Respecto a los menores de edad que han asistido a los cursos formativos, el 87,09% eran hombres frente al 12,9% de mujeres. La sustancia objeto de sanción o advertencia ha sido el cannabis en el 100% de los casos. Por lo tanto, todos los cursos que se han impartido a este grupo de población juvenil se han centrado en los riesgos y consecuencias derivadas del consumo de esta sustancia.

Por su parte, de los 445 jóvenes mayores de edad que asistieron el año pasado a los cursos educativos, un 90,78% eran hombres frente al 9,21% de mujeres. La sustancia que motivó la sanción o denuncia ha sido en su mayoría el cannabis, un 80,55% de los casos, seguida de la cocaína y otras sustancias en un 19,44%.

En este sentido, durante el año 2009 se han impartido 33 cursos educativos sobre los riesgos para la salud derivados del consumo de cannabis, y 7 cursos acerca del consumo de cocaína, para ofrecer a los jóvenes información veraz y científica sobre las consecuencias que puede tener el uso o abuso de cualquiera de estas sustancias.

Subir