24 de noviembre de 2020 24/11/20

Los centros de recuperación de fauna atendieron más de 5.400 ejemplares de 188 especies diferentes en 2008

Los centros de recuperación de fauna atendieron más de 5.400 ejemplares de 188 especies diferentes en 2008 - (foto 1)
  • Todas las aves liberadas pertenecen a especies incluidas en algún catálogo de protección

  • Los Centros de Recuperación de Fauna de la Comunitat son referencia en toda España

MÁS FOTOS
Los centros de recuperación de fauna atendieron más de 5.400 ejemplares de 188 especies diferentes en 2008 - (foto 2)
Un total de 5.447 ejemplares de fauna vertebrada pertenecientes a 188 especies diferentes, gran parte de ellas catalogadas en los más altos niveles de protección, han pasado por los centros de recuperación de la Comunitat Valenciana en 2008, según ha afirmado la secretaria autonómica de Medio Ambiente, Mª Ángeles Ureña.

De los tres centros de  recuperación de la Comunitat, es el de la Granja de El Saler el que ha atendido en 2008 a un mayor número de ejemplares, con 3.196, seguido por la Santa Faz de Alicante, que ha recibido 1.941 animales, y de la Font del Vidre, con 310 ejemplares.

Ureña ha explicado que el grupo de las aves, con 3.236, es el que aportó el mayor contingente de ejemplares que llegaron a los centros. “Esto se debe, entre otros motivos, a la ubicación de sus instalaciones de La Granja en el interior del parque natural de l’Albufera, donde todos los años se concentran millares de aves acuáticas (anátidas, ardeidas, limícolas, etc) algunas de las cuales se ven afectadas por diversas patologías que les impiden desenvolverse con normalidad en la naturaleza”, ha indicado la secretaria autonómica de Medio Ambiente.

El grupo de anfibios y reptiles (principalmente tortugas de tierra y galápagos) ha sido el segundo en número de entrada, con 1.907 ejemplares acogidos. Por último, los mamíferos son los que menos ejemplares aportan, apenas el 304 debido fundamentalmente a sus hábitos huidizos y la dificultad de su localización en la naturaleza.

Según ha asegurado Ureña, “cerca del 60% de los animales que ingresan para se atendidos por heridas o patologías son rehabilitados y posteriormente liberados de nuevo en el medio natural”.

Ureña ha hecho estas declaraciones en una de las sueltas de 19 rapaces que la Conselleria de Medio Ambiente realiza a lo largo los meses de febrero y marzo, en las que este año ya se han liberado 100 ejemplares en diferentes puntos de la Comunitat.

Según ha explicado la secretaria autonómica, todos los ejemplares que se están devolviendo a su medio natural fueron acogidos en las instalaciones del Centros de Recuperación de Fauna “La Granja” de El Saler y pertenecen a diversas especies, como Aguila calzada, Halcón peregrino, Lechuza o Gavilán.

Tras un período de recuperación en las instalaciones del Centro, variable según la gravedad de las heridas de cada uno de los ejemplares, en estos momentos se encuentran totalmente preparados para ser reintegrados a la naturaleza”, ha asegurado Mª Ángeles Ureña.

Todos los ejemplares, que ingresaron en el centro con diversas patologías, como heridas producidas por choque con tendidos eléctricos, disparos o intoxicaciones que les impedían desenvolverse con normalidad en libertad, están siendo reintroducidos en la naturaleza.

Los 18 ejemplares liberados hoy en Calderona pertenecen a ocho especies diferentes de rapaces: tres Águilas calzadas, dos Halcones peregrinos, dos Gavilanes, ocho Cernícalos, una Lechuza, un Cárabo y dos Mochuelos. Además, se ha liberado un tejón

“En todos los casos se trata de ejemplares pertenecientes a especies incluidas catálogos de protección, alguna de ellas, además, están consideradas como amenazadas o en peligro de extinción tanto en el ámbito de la Comunitat Valenciana como a nivel nacional”, ha explicado Ureña.

Los lugares elegidos para las liberaciones de las aves recuperadas varían en función de los requerimientos ecológicos de cada una de las especies, aunque, en general y si las condiciones lo permiten, se intenta siempre la reintroducción en los mismos lugares de donde provienen los ejemplares.

Según la secretaria autonómica, se elige esta época para  realizar estas reintroducciones por dos motivos: por un lado ya ha finalizado la temporada cinegética y por otro es la época en que las aves comienzan sus largos viajes migratorios hacia sus áreas de nidificación situadas en el centro y Norte de Europa.

Ureña ha destacado la implicación de los ciudadanos con estos centros de recuperación, “ya que más de la mitad llegan directamente traídos por particulares y el resto por organismos oficiales, como Emergencias de la Generalitat o el Seprona”.

Centros de Recuperación pioneros
Las más de 101 aves rapaces recuperadas y liberadas en el medio natural son sólo un ejemplo del trabajo que se lleva a cabo en los centros de recuperación de especies de la Comunitat Valenciana dependientes de la Conselleria de Medio Ambiente.

Según Ureña, “estos centros realizan un trabajo importantísimo para la conservación de la Biodiversidad de la Comunitat, ya que recuperan ejemplares que, en la mayoría de casos, pertenecen a especies protegidas y las devuelven al medio evitando su muerte y, por tanto, la dramática desaparición de las especies autóctonas”.

De hecho, estos centros han ido aumentado su actividad a lo largo de los años y, en estos momentos, se han convertido en una referencia en toda España, ya que figuran como los más avanzados.

Sólo La Granja ha atendido cerca de 52.000 ejemplares desde que se fundó hace 21 años, ya que es, sin lugar a dudas uno de los centros de mayor capacidad de acogida e infraestructuras para tratamiento y manejo de fauna silvestre protegida de España.

Por otro lado, desde los centros de recuperación de fauna de la Comunitat Valenciana se continúa colaborando con programas de reintroducción de especies amenazadas en otras comunidades autónomas, cediendo ejemplares para su incorporación a programas de cría en cautividad, en el caso de animales irrecuperables, o bien para programas de reforzamiento poblacional de especies en peligro de extinción.

 

Subir