1 de marzo de 2021 1/3/21

Cebrián gestionará unos presupuestos "ajustados pero que marcan claramente las líneas de futuro"

Cebrián gestionará unos presupuestos "ajustados pero que marcan claramente las líneas de futuro" - (foto 1)

    Elena Cebrián ha explicado esta tarde en comisión parlamentaria el presupuesto de la conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, que cuenta con 281.068.460 euros para 2016, lo que representa un incremento del 5,18% respecto al anterior ejercicio 2015. En cuanto a su evolución, este aumento contrasta con el descenso de -58% experimentado por las cuentas de Agricultura y Medio Ambiente entre 2008 y 2015.

    La consellera ha subrayado que se trata de un presupuesto "ajustado pero que marca claramente las líneas de futuro de la nueva conselleria, que reordena las prioridades y abre un camino hacía la mejora de la eficiencia y de la asignación de los recursos. "Son la primera piedra para poder desarrollar nuestras tareas prioritarias a lo largo de la presente legislatura".

    La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente está dedicando y dedicará buena parte de sus esfuerzos en la primera parte de la legislatura a "construir y reconstruir todo el departamento y su sector público empresarial, mejorar la gestión y simplificar procedimientos y recuperar las política agrarias y medioambientales que habían sido relegadas por el anterior Consell". Por parte de esta conselleria y la de Hacienda se ha hecho un gran esfuerzo "para lograr frenar la inercia de recortes que se venían produciendo año tras año en nuestras competencias y poder aumentar nuestro presupuesto en un 5%, respecto a este año 2015".

    En este sentido, la titular de Agricultura y Medio Ambiente ha recalcado que "para este Gobierno es fundamental recuperar los servicios públicos y gobernar para las personas, y esta tarea también implica" a su departamento porque gestiona "servicios tan importantes para el bienestar de los ciudadanos como la gestión de residuos urbanos, industriales y sanitarios, los tratamientos de plagas y la sanidad animal, la depuración del agua, la seguridad alimentaria, el abastecimiento urbano y de riego, así como la recuperación de nuestros ríos y acuíferos".

    A estos cometidos se añaden la lucha contra la erosión, la protección de nuestra fauna y flora, la reducción de la contaminación y la puesta en marcha de todas actuaciones de preparación ante el cambio climático y su efectos sobre las personas, sobre la economía y sobre el medio ambiente.

    Para poder avanzar en las líneas de trabajo que se ha marcado la conselleria, cabe resaltar como partidas que presentan un mayor incremento presupuestario las de Medio Natural y Evaluación Ambiental con un incremento del 18,67% y la de Cambio Climático y Calidad Ambiental con un 15,19%.

    Cambio climático y calidad ambiental. La dirección general de Cambio Climático y Calidad Ambiental cuenta con un presupuesto de 9,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 18,67% frente al ejercicio anterior. Las principales líneas de actuación se van a centrar en la prevención y el control de los residuos, emisiones, vertidos, y todo aquello que altera o puede alterar el estado óptimos de estos elementos.

    Además la consellera ha anunciado la creación de la Cátedra de Cambio Climático, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia, como instrumento de impulso a la investigación y el conocimiento en materia de cambio climático, y para el que se van a destinar un total de 30.000 euros.

    Medio Natural y Evaluación Ambiental. Esta dirección general cuenta con un presupuesto de 24 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,4% con respecto al anterior ejercicio. Las principales líneas de actuación se van a dirigir a actuaciones cofinanciadas por por fondos europeos.

    Recursos hídricos. En materia de gestión e infraestructuras de recursos hidráulicos, saneamiento y depuración de aguas se van a destinar 19,2 millones de euros, lo que significa un 15,19% más que en 2015. Entre sus cometidos estarán, garantizar el suministro de agua a los municipios de la Ribera, mantener la calidad de las aguas del baño en estado óptimo, controlar el efecto de los vertidos al mar mediante la implantación de una nueva actuación basada en programas de vigilancia ambiental o el desarrollo de la campaña de banderas azules en las playas de la Comunitat Valenciana.

    También se van a finalizar las grandes actuaciones de encauzamientos para defensa contra avenidas, evacuación de pluviales y abastecimientos pendientes, así como comenzar la redacción de nuevos proyectos de obra en materia de abastecimiento, saneamiento y encauzamiento y la ejecución de obras esenciales del postrasvase Xúquer-Vinalopó y de reutilización de aguas depuradas.

    Prevención de incendios. Para actuaciones dirigidas a la prevención de incendios, la conselleria destina un total de 15,8 millones de euros, un 2,8% más que en el ejercicio anterior, lo que permite poner en marcha la dirección general de Prevención de Incendios Forestales y dentro de ella un nuevo servicio de conciliación de usos y sensibilización para la prevención. Se trata de un cambio de enfoque que pretende combatir las causas, generalmente humanas, que generan los incencios forestales en el territorio de la Comunitat Valenciana.

    Agricultura, pesca, ganadería. Para Estructuras Agrarias se van a destinar 30,7 millones de euros, para la ordenación y la mejora de la producción pesquera 18,6 millones de euros.

    La agricultura y la ganadería van a recibir 32,9 millones de euros, un 10% más que el pasado año, porque este programa se considera esencial para la supervivencia de nuestro sector agroalimentario. "Tenemos la obligación de proteger la sanidad vegetal y animal y controlar la seguridad agroalimentaria", ha recalcado Elena Cebrián.

    Impulso a los jóvenes agricultores. Para ordenación y mejora de la producción agraria la Conselleria dispone de un presupuesto de 41,9 millones de euros, un 4,43% más que el ejercicio anterior. La conselleria apuesta por agilizar e impulsar la línea de ayudas para la instalación de jóvenes agricultores, que no había tenido convocatoria en los últimos años. Además también de va a sacar la convocatoria de inversiones en activos físicos, con el fin de mejorar las explotaciones agrarias.

    Política Agraria Común y competitividad. Con un presupuesto de 32 millones de euros, 3,3 millones de euros más que el pasado año, el objetivo fundamental es la puesta en marcha progresiva y la ejecución de las nuevas medidas previstas en el Plan de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, así como la gestión de la Política Agraria Común (PAC). A través del PDR se prevé una captación de 57 millones de euros, que implican para la GVA un coste enb torno a 23 millones de euros.

    Desarrollo del medio rural. Este programa cuenta con 3,8 millones de euros para grupos LEADER, destinados a priorizar actuaciones de sostenibilidad, diversificación de la economía, y proyectos generadores de empleo en las zonas rurales, que contribuyan a frenar su despoblamiento. Las medidas cofinanciadas por el PDR de ayudas supondrán una inversión en el territorio de más de 5 millones de euros en 2016, de los que la GVA aporta aproximadamente 2,4 millones.

    Calidad, producción ecológica, I+D+I. Para este programa la dirección general de Desarrollo Rural y Política Agraria Común dispone de un total de 23,1 millones de euros, un 5,31% más que en 2015. Se destinarán a la investigación agraria y alimentaria y al desarrollo de actuaciones destacadas en comercialización, internacionalización y en dar un impulso especial a la producción ecológica con la creación de una estructura propia dentro de la conselleria.

    IVIA y CEAM. El Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) cuenta este año 2016 con un presupuesto de 16,5 millones de euros, un 2,43% más que el pasado ejercicio. Con este presupuesto se pretende apoyar la líneas de investigación en materia de sostenibilidad medioambiental y económica, así como transferencia de tecnología agraria.

    El Centro de Estudios del Mediterráneo (CEAM), cuenta con 1,8 millones de presupuesto para trabajar en asuntos tan significativos como la contaminación atmosférica, la prevención de incendios forestales y la recuperación de montes quemados y desertificados, así como para el estudio de fenómenos meteorológicos extremos.

    Subir