4 de diciembre de 2020 4/12/20

Los profesores de la Escuela de Capataces de Catarroja aprenden primeros auxilios

Los profesores de la Escuela de Capataces de Catarroja aprenden primeros auxilios - (foto 1)

    Los facultativos de Medicina Laboral de la Diputación de Valencia han impartido durante esta semana un curso de primeros auxilios a los profesores de la Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja.

    El responsable del Servicio de Medicina Laboral, Emilio Cogollos, ha estado acompañado por la también doctora Rosa Muñoz y los enfermeros (DUE) Rosana Abellán y Rafael Alonso.

    Cogollos ha explicado que este curso es diferente a los que se imparten para que el personal tenga unos conceptos básicos en la materia porque “se dirige a personas responsables de un número importante de alumnos y se pueden encontrar en situaciones de emergencia susceptibles de actuar”.

    El objetivo de estas sesiones de formación es que todos los profesores tengan unos conocimientos básicos de material sanitario para casos de urgencias, incluso para tranquilizar a los padres, informar a los tutores, etc”

    “Lo más importante es este curso es la resucitación cardiopulmonar, porque la parada cardiorespiratoria conlleva en tres o cuatro minutos la muerte del individuo, por lo tanto esperar la asistencia externa es una entelequia y debe actuar de manera inmediata el profesorado o una persona capacitada allí mismo, porque la ayuda tarda en llegar al menos veinte minutos”, ha añadido el jefe de Medicina Laboral.

    El director de la escuela de Catarroja, Antonio Vayá, ha comentado que “en este centro hay 250 alumnos de Ciclos formativos que realizan prácticas en el campo, y son normales los cortes, quemaduras, heridas y otras lesiones, y todo el personal debe saber cómo actuar”.

    “Estoy seguro que en situaciones de urgencia nos vamos a sentir más seguros y vamos a tener un protocolo de actuación que hasta ahora no teníamos. Los compañeros de Medicina Laboral nos han preparado muy bien y el balance de este aprendizaje es muy positivo”, ha concluido Vayá.

    Subir