17 de junio de 2019 17/6/19
El coche está ataviado con indumentaria del siglo XIX

Un empresario valenciano recupera los servicios funerarios en carruaje de caballos

Un empresario valenciano recupera los servicios funerarios en carruaje de caballos - (foto 1)
MÁS FOTOS
Un empresario valenciano recupera los servicios funerarios en carruaje de caballos - (foto 2)
Un empresario valenciano recupera los servicios funerarios en carruaje de caballos - (foto 3)
Un empresario valenciano recupera los servicios funerarios en carruaje de caballos - (foto 4)

Un grupo de vecinos de Valencia contemplaba sorprendido como por delante de donde estaban pasaba un carruaje funerario de época, del siglo XIX, con sus conductores ataviados con la indumentaria correspondient, los equinos con plumas en sus cabezas.

Ellos se preguntaron sí veían el rodaje de una película pero no veían cámara alguna hasta que inquirieron a quienes iban conduciéndolo el carruaje y tuvieron como respuesta. “Somos un servicio de eneterramiento”.

Pues sí, la idea ha partido de un emprendedor valenciano, Paco Torromeu, que ha montado la empresa Carruajes Funerarios Valencia hace unas semanas y ofrece los servicios para realizar el entierro con este particular modo de desplazamiento tirado a caballos.

Con esta iniciativa se recupera una actividad que tenía lugar en los años 50 el pasado siglo y ya se puede ver en las calles de Londres, Paris y Barcelona.

Torromeu explicaba que “el interior de la zona donde va el féretro esta equipago con los accesorios necesarios homologados. Desde los caballos entrenados para estos servicios de alto nivel ataviados con plumeros negros y mantas de gala hasta el cochero y el lacayo vestidos con la indumentaria propia. El servicio se puede prestar con dos, con 600 euros de coste, o cuatro caballos, a 1.000 euros”.

Los servicios incluyen el transporte en carruaje con el cochero y el lacayo, de acompañante, y se puede realizar en cualquier población de Valencia, incluida la capital donde la empresa dispone de los permisos necesarios”.

Con la puesta en marcha de esta modalidad quienes puedan hacerlo darán al finado un entierro de época.