30 de mayo de 2020 30/5/20

Los alumnos de la Escuela de Capataces creen en la agricultura como una salida de la crisis

Los alumnos de la Escuela de Capataces creen en la agricultura como una salida de la crisis  - (foto 1)
  • Los alumnos de Catarroja tienen la posibilidad de estar en el campo para practicar lo estudiado en las aulas

  • Los estudiantes, de diversas edades y procedentes de ciclos medios, universidad o trabajadores en paro, consideran que el sector primario se recuperará en un futuro

MÁS FOTOS
Los alumnos de la Escuela de Capataces creen en la agricultura como una salida de la crisis  - (foto 2)
Los alumnos de la Escuela de Capataces creen en la agricultura como una salida de la crisis  - (foto 3)
Los alumnos de la Escuela de Capataces creen en la agricultura como una salida de la crisis  - (foto 4)

La Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja llega al final de curso con los alumnos preparando los exámenes a la vez que están metidos de lleno en las prácticas que realizan en las instalaciones del centro, los de primer curso, y en empresas colaboradoras, los de segundo y tercero.

Los futuros técnicos agrícolas destacan la posibilidad de estar en contacto con la tierra, de poder llevar al campo lo que han aprendido durante los meses de invierno en las aulas, algo que han venido haciendo a lo largo de las más de 50 promociones que han pasado por las instalaciones de la Diputación de Valencia.

Daniel Giner, estudiante del centro, dice que dejó la universidad porque él buscaba esto, el contacto con la naturaleza, las prácticas, salir al campo a utilizar maquinaria.

La agricultura convencional va quedando atrás mientras que la ecológica ha tomado la delantera en la enseñanza y, también, en el mercado por lo que los aprendices de agroalimentación saldrán preparados para su integración en el mundo laboral, adaptados a las tendencias predominantes en el sector.

Asier Rojo, otro de los alumnos, comenta que “el sector agroalimentario es uno de los que más han resistido a la crisis y es una oportunidad para nosotros”.

Después del frío llega la cosecha
Tras un invierno de mucha lluvia y viento, con el buen tiempo, llega también la puesta en práctica de todo lo que han aprendido en el aula los alumnos de ciclo superior de Gestión de Empresas Agropecuarias y del ciclo medio de Producción Agroecológica.

Cada grupo dispone de una serie de parcelas amojonadas y de una determinada superficie asignada para cada uno de ellos.

Tras realizar las siembras previas en planteles en bandejas, se han trasplantado a sus respectivas parcelas para ensayar las diversas operaciones de cultivo.

Así, desde la siembra, el repicado, el trasplante, la colocación de tutores, las podas, el riego, los tratamientos ecológicos o la lucha biológica contra las plagas y la recolección son las labores que los alumnos van realizando en sus plantas.

Con el clima de estos días se está trabajando con los cultivos más representativos de l´Horta como son el tomate valenciano, la berenjena de Gandia, el melón de piel de solterón y el “roget”, el pepino francés y de la tierra, calabacín de freír, lechuga, “garrofó”, etc.

El profesor Filiberto Armengol imparte sus clases prácticas de final de curso en el campo de la Escuela de Capataces de Catarroja y comenta su compromiso con la clase para “motivarlos e implicarlos. Es una labor que necesariamente hay que ir inculcándolo desde las clases y en las tareas de la tutoría”, asegura.

“También tengo que agradecer – dice- la buena predisposición de la mayoría de los alumnos, sobre todo con la parte práctica muy trabajada, que es uno de los valores añadidos que se ofrecen en esta escuela de la Diputación”.

Subir