17 de febrero de 2020 17/2/20

Catalá: “La Comunitat Valenciana desarrolla un modelo experimental de FP con prácticas remuneradas en las empresas”

  • La consellera firma los primeros convenios del nuevo modelo de Formación Profesional en Benicarló

  • Asegura que “estamos trabajando en un modelo que permita la plena integración entre la FP y el empleo”

  • Las primeras prácticas comenzarán con motivo de las vacaciones de Semana Santa en Benicarló

La consellera de Educación, Formación y Empleo, María José Catalá, ha anunciado que “en las próximas semanas se presentará el nuevo modelo experimental de prácticas remuneradas en empresa que la conselleria está desarrollando como primer paso para la implantación del nuevo modelo valenciano de FP”.

María José Catalá ha realizado estas declaraciones durante la firma de los convenios de la FP en Alternancia con once centros hoteleros, celebrada esta mañana en el Centro Integrado Público de Formación Profesional de Benicarló.

La consellera ha destacado que “este nuevo modelo de Formación Profesional (FP) experimental se aproxima mucho al sistema dual que se desarrolla en Alemania y que tiene unos excelentes resultados de inserción laboral. Además, el Centro Integrado de Benicarló sirve de modelo para el resto de la Comunitat Valenciana y España”.

Durante el acto, Catalá ha explicado que este modelo, denominado FP en Alternancia, es “un paso más en la evolución de la actual FP hacia el modelo alemán aplicado a la realidad de nuestra Comunitat, con el objetivo de conseguir una Formación Profesional conectada al tejido productivo que proporcione una respuesta adecuada a las exigencias del mercado laboral, para conseguir una plena integración entre la FP y el empleo”.

La FP en Alternancia, según Catalá, “supondrá que la formación de los alumnos se realice de forma compartida con las empresas participantes en el proyecto mediante una relación laboral, durante los periodos vacacionales del alumnado, cuya primera experiencia se realizará modo piloto en Benicarló coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa”.

De esta forma, los alumnos que cursen un primer curso de un ciclo formativo de grado superior en el que se aplique el nuevo modelo empezarán en septiembre acudiendo a las clases del centro, y en los periodos docentes vacacionales, es decir, navidades, semana santa y verano, acudirán a una empresa pudiendo aplicar los conocimientos adquiridos en el aula”.

Este modelo, supondrá convertir las 400 horas de formación en el centro de trabajo tradicional (FCT) no remuneradas prevista en la actual FP, que se suelen realizar durante el último trimestre del segundo curso, en la primera experiencia laboral del alumno, duplicando el número de horas prácticas, y estando vinculado con una empresa mediante contrato laboral remunerado según convenio.

La empresa, por su parte, tendrá un seguimiento de la formación teórica del alumno permitiendo que ésta de respuesta a sus necesidades formativas y laborales. Al finalizar el proyecto, una vez superadas las correspondientes pruebas, el alumnado obtendrá el título académico correspondiente y gozará de una valiosa experiencia laboral, sin que se haya producido un abandono prematuro de los estudios.

“Con ello, -ha señalado la consellera-, buscamos una vinculación real de la FP con el modelo productivo, integrando acciones para alumnos y trabajadores, con asesoramiento para enfocar su formación, y para las empresas, con la información y orientación sobre las posibilidades de disponer de personal cualificado”.

Además, esta vinculación entre los centros de FP y las empresas, permitirán una prospección de nuevos perfiles y cualificaciones mediante la consolidación de un sistema de comunicación permanente de los contenidos de la FP a las empresas, lo que permitirá conseguir un equilibrio y ajuste entre oferta y demanda de formación.

De esta manera, según Català, se quiere conseguir “un tejido productivo más fuerte, más diversificado y con mayor potencial de crecimiento, mediante el desarrollo de una FP, que tenga en cuenta las necesidades del mercado de trabajo en cada momento, especialmente de las pequeñas y medianas empresas (PYME) y de las microempresas, de forma que los trabajadores puedan adquirir los conocimientos adecuados para un puesto de trabajo”.

Finalmente, la consellera ha destacado “el incremento de un 11% en la matrícula de Formación Profesional respecto al curso pasado, lo que implica que será una medida que beneficie a un gran número de alumnado de nuestra Comunitat”.

Subir