elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Rosa Mª Capel: «Clara Campoamor es un reflejo del convencimiento de que la igualdad es necesaria y posible»

Rosa Mª Capel: «Clara Campoamor es un reflejo del convencimiento de que la igualdad es necesaria y posible» - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Rosa Mª Capel: «Clara Campoamor es un reflejo del convencimiento de que la igualdad es necesaria y posible» - (foto 2)

    El Instituto Universitario de Estudios Feministas y de Género Purificación Escribano de la Universitat Jaume I ha iniciado hoy su XIX Congreso Internacional que en esta edición lleva por título «Mujeres públicas, ciudadanas conscientes. Una experiencia cívica en la Segunda República».

    El acto de inauguración ha contado con la presencia de Rosa Agost, decana de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales; Dora Sales, directora del Instituto, e Inmaculada Badenes-Gasset, coordinadora del congreso.

    La decana ha apuntado que «estas mujeres son un ejemplo para los chicos y chicas de hoy en día porque salieron adelante en unos tiempos duros con la conciencia de trabajar realmente por la igualdad y por los derechos de las personas». En esta línea, Dora Sales ha apuntado que «el congreso quiere significar la importancia de la labor de unas mujeres que hicieron que muchas de nosotras hoy podamos no sólo votar sino otras muchas cosas a las que no teníamos acceso hace no tanto de tiempo; un hecho que, lamentablemente, todavía ocurre en muchos países».

    Rosa Mª Capel, catedrática de la Universidad Complutense de Madrid, ha ofrecido la conferencia inaugural titulada «Ciudadana antes de que mujer. La voz de Clara Campoamor». La catedrática ha hecho referencia al discurso de Campoamor en el debate sobre el voto de octubre de 1931 en el que afirmó «yo señores diputados me siento ciudadana antes que mujer», una frase que, según Capel, engloba sus principios de pensamiento republicano y feminista y su propia actuación como persona y abogada.

    «El pensamiento y acción de Clara Campoamor entronca con una genealogía de mujeres nacionales e internacionales que trata de defender la cualidad de ciudadana que tienen las mujeres. Al fin y al cabo, ha pasado a la historia como la sufragista española pero era el último eslabón a quien le tocó protagonizar la victoria de una lucha que se había iniciado un siglo y medio antes» ha apuntado.

    En este sentido, ha hecho un repaso histórico de las raíces ideológicas en las que se basa la postura de Campoamor partiendo de las reivindicaciones que se produjeron en el periodo revolucionario de finales del siglo XVIII, analizando las exclusiones que se producían en los estados liberales que surgen a principios del XIX y finalizando con la aparición de los movimientos feministas posteriores. Así mismo, ha apuntado que «las reivindicaciones estuvieron protagonizadas por grupos minoritarios respecto al total de la población pero siempre disfrutaron de una gran fortaleza: tenían el convencimiento de que la igualdad era necesaria y posible, un pensamiento del que Clara Campoamor es un reflejo permanente».

    Finalmente, ha abordado los rasgos distintivos del pensamiento de Clara Campoamor. «El pensamiento de Clara parte de la idea del ser humano como un sujeto social y con derecho de ciudadanía. Para Clara, el espíritu femenino se había fortalecido con la negación de sus capacidades y virtudes; la mujer es una realidad futura cuyas posibilidades se ignoran porque no se le ha dado la oportunidad de demostrarlas» ha explicado la catedrática. En este sentido, ha añadido que para Campoamor «la nueva mujer aspira a la identidad legal y moral con el hombre sin renunciar a sus calidades que le caracterizan sexualmente».

    Subir