17 de febrero de 2020 17/2/20

La Policía Nacional desarticula una organización que había defraudado más de 100.000 euros a la Seguridad Social

La Policía Nacional desarticula una organización que había defraudado más de 100.000 euros a la Seguridad Social - (foto 1)
  • Hay 17 personas detenidas en una investigación iniciada en octubre de 2013 en Castellón

  • Crearon una empresa ficticia en la capital para contratar a ciudadanos extranjeros con la finalidad de recibir prestaciones o regularizar su situación en España

  • Se ha intervenido diversa documentación relacionada con la constitución de la empresa, nóminas y contratos laborales

Agentes de Policía Nacional han desarticulado una organización que había defraudado a la Seguridad Social 105.875 euros realizando contratos fraudulentos en una empresa ficticia. Hay 17 personas detenidas y otras tres imputadas. Esta investigación se enmarca dentro del Plan de Lucha contra el Empleo Irregular y el Fraude a la Seguridad Social que el Consejo de Ministros en abril de 2012 para intensificar la persecución del delito y el fraude en materia de los derechos laborales y sociales de los trabajadores y de las empresas.

La investigación comenzó en el mes de junio de 2013, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Castellón, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que existía una empresa, ubicada en la capital, que podrían estar defraudando a la Seguridad Social. Dicha empresa contrataba trabajadores extranjeros, todos ellos de nacionalidad rumana, a los que daban de alta por periodos cortos de tiempo; tenían domicilios sociales ficticios y falta de actividad.

Los objetivos de los supuestos trabajadores era conseguir acceder a alguna prestación o subsidio de la Seguridad Social. Con la investigación, se detectó que podrían utilizar el “trabajo” tanto para recibir todo tipo de prestaciones: desempleo, paternidad, rentas activas de inserción, etc., como para recibir acceso a la sanidad pública y a prestaciones farmacéuticas.

Una vez iniciado el estudio de la documentación aportada por la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social sobre la empresa investigada se constató que el administrador era un nacional rumano de 36 años de edad afincado en Castellón. Más tarde, con la investigación policial, se destapó que él mismo era quien realizaba, junto a un familiar de 42 años de edad que también ha sido detenido, todos los contactos y trámites relacionados con la empresa y los trabajadores.

Esta empresa había defraudado más de 100.000 euros: 37.283,89 euros en cuotas adeudadas a la Seguridad Social, 68591,14 en prestaciones ya percibidas por estas personas. Esta cifra no ha sido mayor, ya que ante la sospecha del fraude los organismos oficiales intervinieron interrumpiendo el pago de un elevado número de prestaciones.

Los investigadores detuvieron a los implicados: contratados y responsables de la empresa en Castellón y Onda, interviniendo además documentación relacionada con la constitución de la empresa, nóminas, contratos laborales y recibos bancarios.

Con esta operación ya van 75 detenciones en la provincia, junto a otros 119 imputados y cinco empresas fantasma desmanteladas.

Subir