19 de septiembre de 2020 19/9/20

La Policía Local imputa a un varón una presunta falta penal por dejar libres animales feroces que causaron lesiones a dos personas y a sus mascotas

La Policía Local imputa a un varón una presunta falta penal por dejar libres animales feroces que causaron lesiones a dos personas y a sus mascotas - (foto 1)
  • La patrulla UPROMA ha instruido diligencias contra el propietario del perro atacante por un ilícito penal reflejado en el artículo 631 del Código Penal

MÁS FOTOS
La Policía Local imputa a un varón una presunta falta penal por dejar libres animales feroces que causaron lesiones a dos personas y a sus mascotas - (foto 2)

Agentes de la Patrulla de Protección del Medio Ambiente y Bienestar Animal de la Policía Local de Castellón han instruido diligencias al Juzgado de Instrucción de guardia contra un varón de 37 años de edad y de nacionalidad española por una presunta falta penal por mantener fuera de control a uno de sus perros el cual ha causado lesiones a dos personas y sus respectivas mascotas en el Grupo Perpetuo Socorro. Los hechos a los que se refieren las diligencias se remontan al trece de febrero de este año cuando un vecino de la calle San Alfonso ubicada en el Grupo Perpetuo Socorro solicitó la presencia de la Policía Local de Castellón para denunciar la agresión de un perro que le había causado lesiones a él y su mascota.

Los agentes se presentaron a los pocos minutos en el lugar de los hechos y pudieron comprobar que efectivamente se había producido el ataque de un perro contra un hombre y su can registrando el hombre una mordedura en su mano. Los policías le preguntaron a la presunta víctima si conocía al perro causante de las lesiones contestando esta persona que sí, conocía tanto al animal como a su dueño, el cual, siempre paseaba el perro sin correa y sin bozal siendo un peligro para el resto de personas y animales que en ese momento se encontraban en la vía pública.

Posteriormente los agentes se entrevistaron con el dueño del perro agresor el cual se negó a dar explicaciones sobre la supuesta agresión aduciendo que su perro, un cruce de pitbull y mastín, no había sido el causante de ninguna lesión. Ante todos los hechos y declaraciones recogidas, los agentes procedieron a redactar varios boletines de denuncia por infracciones a la Ordenanza municipal de Animales de Compañía por no tener censado al perro y llevarlo suelto y sin bozal. Al mismo tiempo, los policías dejaron constancia de la agresión por medio de una nota interna con remisión a la Unidad UPROMA para que esta sección de la Policía Local de Castellón especializada en estos servicios tuviera conocimiento.

De hecho, durante los meses posteriores a este ataque en el Grupo Perpetuo Socorro, los agentes de la UPROMA realizaron varios seguimientos al propietario del perro agresor intentando en numerosas ocasiones entrevistarse con él para conocer si el perro había sido censado, vacunado y si el dueño continuaba paseando al perro por la calle sin bozal y sin correa. Todos los intentos de los agentes de la UPROMA para contactar con esta persona fueron infructuosos hasta que se produjo la segunda agresión del perro que también queda reflejada en las diligencias judiciales.

El segundo ataque de este perro se produjo el once de julio cuando el can causó lesiones a una vecina, consistentes en una mordedura en una mano, y a su mascota. En esta ocasión, el perro agresor accedió sin el control de su dueño a una vivienda de la calle San Alfonso y causó lesiones a una vecina y a su mascota cuando éstas se encontraban dentro de su propio domicilio. Los agentes se presentaron en el lugar de los hechos y pudieron constatar que de nuevo había sido el perro agresor de la anterior ocasión el que había causado las lesiones por lo que inmediatamente el animal fue decomisado por la empresa municipal de recogida de animales al comprobar los agentes que el can continuaba sin estar censado y sin tener puesta ningún tipo de vacuna.

Este segundo ataque se puso también en conocimiento de la Unidad de Protección del Medio Ambiente y Bienestar Animal cuyos agentes después de examinar las dos agresiones y hacer un seguimiento de los hechos han puesto en conocimiento del Juzgado el caso por si el propietario del animal estuviese incurriendo en una falta penal contemplada en el artículo 631 del Código Penal consistente en dejar libres animales feroces o dañinos que han causado lesiones a personas y animales.

Subir