4 de diciembre de 2020 4/12/20

La Policía Local finaliza la campaña contra la contaminación acústica

La Policía Local finaliza la campaña contra la contaminación acústica - (foto 1)

    La Policía Local de Castellón, dentro de su calendario anual para la mejora de la Seguridad Vial en la ciudad, ha ejecutado durante este año 2015 dos campañas de control de los niveles sonoros de los vehículos que circulan por el casco urbano de Castellón a través de controles aleatorios donde los agentes han medido los niveles de ruido que emiten los motores de dichos vehículos.

    El objetivo que pretende la Policía Local con estas acciones consiste en concienciar a los propietarios de motocicletas y ciclomotores que la emisión sonora que generan sus vehículos debe estar dentro de unos límites establecidos legalmente para evitar que dicho ruido pueda perjudicar al resto de la ciudadanía. Uno de los problemas ambientales relevantes dentro de la mayoría de los cascos urbanos es el problema de la contaminación acústica, la cual se ha incrementado de forma espectacular en los últimos 20 años y por tanto se considera como uno de los contaminantes más molestos y que más directamente incide sobre el bienestar de los ciudadanos. Varios estudios realizados en este ámbito en distintas ciudades señalan como fuente principal de ruido en las ciudades el proveniente de los vehículos a motor y dentro de éstos destacan fundamentalmente motocicletas y ciclomotores.

    La campaña desarrollada por el Grupo Operativo de Tráfico de la Policía Local de Castellón se ha realizado durante los meses de abril y octubre y durante los controles que se han realizado al efecto, se han efectuado pruebas de sonometría a 100 motocicletas y 31 ciclomotores. Del total de vehículos controlados, sólo siete motocicletas y ciclomotores fueron denunciados por rebasar los niveles de decibelios establecidos, es decir, sólo el 5,3% de todos los vehículos sometidos a la prueba de sonometría. Concretamente cuatro denuncias fueron por superar los niveles sonoros permitidos en más de 6 dB (denuncia grave) y las otras tres restantes fueron por superar el límite establecido pero no rebasar los 6dB (denuncias leves).

    Subir