26 de mayo de 2019 26/5/19

Óscar Meseguer viaja a Mozambique para ayudar ante la llegada del ciclón Idai

Óscar Meseguer viaja a Mozambique para ayudar ante la llegada del ciclón Idai - (foto 1)

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja activó ayer al castellonense Óscar Meseguer, empleado de Cruz Roja y voluntario de Cooperación Internacional, como delegado especial de agua y saneamiento en el equipo de evaluación y coordinación de la Federación en Mozambique, ante las consecuencias que el ciclón Idai está provocando en todo el país, donde se cuentan ya más de cien mil personas afectadas.

“Los efectos del ciclón en las aguas podrían representar un riesgo extremo para decenas de miles de personas en Mozambique. Nuestro objetivo es realizar acciones de tratamiento de agua, saneamiento y promoción de la higiene en la zona afectada del país, con medidas encaminadas a evitar la aparición de enfermedades” ha detallado el delegado castellonense.

Para Meseguer el momento en el que llega el ciclón es importante a la hora determinar sus consecuencias, Mozambique se encuentra en época de lluvias, lo que se traduce en un contexto de inundaciones previas, que pueden intensificar los problemas en el estado de las aguas para el consumo humano y el saneamiento.

Meseguer ha destacado también la fase de evaluación de daños e identificación de necesidades en el desarrollo de su misión “es de vital importancia estar en alerta máxima para ser capaces de prever posibles necesidades que puedan surgir, y solicitar con la máxima eficacia y a nivel internacional, los recursos humanos y materiales necesarios”, recursos que cómo ha indicado, podrían salir desde el almacén logístico que la organización humanitaria tiene en la localidad de Cabanes (Castellón).

El delegado castellonense, con experiencia el tifón que azotó Filipinas en 2013, se unirá en la zona a los equipos de respuesta a desastres de la Cruz Roja en las provincias de Zambesia y Sofala, así como al resto de delegados provenientes de otros países que, como él, han sido activados por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, antes los efectos devastadores que está provocando el paso del ciclón por las diferentes zonas del país.

Según los meteorólogos, la intensidad de Idai es igual a la de un huracán del Atlántico de Categoría 3. Sin embargo, en su intensidad máxima, puede alcanzar el equivalente a un huracán de categoría 4 o incluso de categoría 5.

Mozambique es regularmente golpeado por los ciclones. En febrero de 2007, el ciclón Favio dañó o destruyó 130,000 hogares y desplazó a decenas de miles de personas. En el 2000, el ciclón Eline golpeó un centro ya afectado por las inundaciones en Mozambique, dejando a unas 463,000 personas sin hogar. Juntos, las inundaciones y el ciclón han alcanzado la cifra de 700 personas fallecidas.