30 de noviembre de 2020 30/11/20

Marco defiende la bajada de las ratios en los colegios y la anulación del distrito único para mejorar la calidad educativa

Marco defiende la bajada de las ratios en los colegios y la anulación del distrito único para mejorar la calidad educativa - (foto 1)
  • “No se puede recortar el futuro de Castellón”, afirma la portavoz municipal socialista

MÁS FOTOS
Marco defiende la bajada de las ratios en los colegios y la anulación del distrito único para mejorar la calidad educativa - (foto 2)

La portavoz socialista de Castellón, Amparo Marco, defiende la bajada de las ratios de alumnos por aula en los colegios públicos, así como la anulación del distrito único, como elementos necesarios para mejorar la calidad educativa en la capital. “El Gobierno valenciano debe situar la educación como objetivo político principal, porque con una formación adecuada prepararemos a niños y jóvenes para el futuro complejo en el que se desarrollarán como ciudadanos”, afirma.

Los socialistas reclaman a la Generalitat que diseñe una nueva propuesta de arreglo escolar que “no perjudique la educación que están recibiendo las niñas y niños de Castellón”. El arreglo escolar es el documento de la planificación escolar de la Conselleria de Educación para el curso 2014/15, que prevé la eliminación de cinco aulas de Infantil y Primaria, en su práctica totalidad de la línea de enseñanza en valenciano.

“La prepotencia del PP tendrá como consecuencia un retroceso en la calidad educativa y atacará la escuela pública en valenciano, con consecuencias que en muchos casos serán irreversibles”, apunta Marco. “Un Gobierno responsable debe planificar la educación como una estrategia de futuro, mediante los recursos materiales y humanos precisos. No se puede recortar el futuro de Castellón”.

Marco censura que Educación haya propiciado el aumento de la ratio de alumnos por aula, que se ha pasado en Infantil y Primaria de 25 a 30, en Secundaria, de 30 a 36, y en Bachillerato, hasta 42 alumnos por aula. La implantación del distrito único ha favorecido la política de concentración de alumnos en algunos centros escolares y la supresión de aulas en otros. “El descontrol en la gestión educativa es clamoroso”, añade.

La portavoz socialista lamenta, especialmente, las consecuencias que tendrá la supresión de unidades escolares en la enseñanza en valenciano. “La Generalitat tiene la obligación de velar por el cumplimiento de la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià. Es inadmisible que suprima las aulas de la línea en valenciano, las únicas que consiguen educar de forma eficaz a los alumnos en valenciano y castellano”, añade.

Subir