24 de septiembre de 2020 24/9/20

Macián: “El escándalo en la política de Personal del bipartito va ligado al caos y falta de transparencia”

    El portavoz popular adjunto, Juanjo Pérez Macián, pide al bipartito respeto y reconocimiento a la valía de los funcionarios del Ayuntamiento de Castellón y que dejen de hacerles la vida imposible y de maltratarlos.

    Macián: "La estrategia orquestada por el gobierno de Amparo Marco para quitarse de en medio a determinados funcionarios y colocar a sus afines y amigos se arrastra desde el principio de la legislatura. PSOE y Compromís están colocando a los suyos en función del reparto de competencias o delegaciones que cada uno tiene. Compromís, que gestiona Deportes y Cultura, coloca en la gerencia del Patronato de Deportes a un miembro de su partido y a otro en el Planetario. PSOE hace lo mismo con sus afines y coloca al gerente de Fiestas para tratar, además, de anular al presidente de la Junta".

    "No debemos olvidar el escándalo Lafuente, el mayor dedazo de la alcaldesa hasta ahora, al colocarlo al frente de un puesto retribuido con más de 70.000 euros anuales tras rechazar éste aceptar ser concejal de su gobierno cobrando menos".

    "Sonado fue también el puesto de Intendente General de la Policía Local que, hasta hace poco, ostentó quien el concejal de Personal, Antonio Lorenzo, se trajo de la localidad valenciana de Silla, despreciando e ignorando la valía y formación de los magníficos profesionales de nuestro cuerpo de Policía Local y burlando el legítimo derecho que tienen a promocionar y ascender en su carrera profesional al servicio de su ciudad. Ahora se consumará un nuevo episodio similar con otro Intendente que se traerán, con toda seguridad, de fuera".

    "Su política de Personal es caótica y opaca, disfrazan de transparencia movimientos cuidadosamente estudiados para eliminar al director de la Banda Municipal de Música y cambian las bases para elegir uno nuevo, de fuera, con la oposición de todos los grupos políticos y de todos los sindicatos".

    "Marco gobierna a base de imponer, sin dialogar, sin consensuar y sin respetar. No respeta ni la autonomía de la Junta de Fiestas y trata de vaciar sus competencias y las de su presidente, porque pretende controlarlo políticamente todo. Ignora a los colectivos, al Consejo Rector y a la propia Junta de Fiestas a la que día a día, pero a velocidad de vértigo, está restando autonomía con su intervencionismo político".

    Subir