1 de diciembre de 2020 1/12/20

Javier Peris propone eliminar comidas, propaganda, coches oficiales y viajes para evitar la nueva subida de impuestos

Javier Peris propone eliminar comidas, propaganda, coches oficiales y viajes para evitar la nueva subida de impuestos  - (foto 1)
  • El concejal socialista afirma que Fabra gobierna de espaldas a los castellonenses

El concejal Javier Peris, responsable de Economía y Hacienda en el grupo socialista de Castellón, censura la “insensibilidad” del Partido Popular tras confirmar que subirá los impuestos y las tasas municipales en 2011. El equipo de gobierno rechazó una moción socialista en el pleno del jueves que pedía no aplicar el índice de precios de consumo en los tributos locales, con lo que el PP dejaba clara su voluntad de aplicar la revisión fiscal con el IPC de julio, el más alto del año.

“En una situación de crisis como la que sufren miles de familias de Castellón no es de recibo que el Ayuntamiento no tenga ni el más mínimo gesto solidario”, afirma Peris. El concejal socialista asegura que “el alcalde podía haber tratado de reducir al máximo los gastos superfluos del equipo de gobierno para evitar otro incremento desaforado de la fiscalidad, pero ha preferido cargar sobre la ciudadanía su incapacidad para gestionar mejor y captar más ingresos de otras administraciones”.

Peris mantiene que “si Alberto Fabra hubiera recortado las partidas de protocolo, comidas, propaganda, coches oficiales y viajes al extranjero, podría haber ahorrado lo suficiente para evitar esta subida fiscal”. “El PP gobierna de espaldas a los castellonenses, no tiene en cuenta que en momentos delicados, la Administración ha de apretarse el cinturón y dar ejemplo de sensatez. No se puede mantener la misma política económica que en 2007”.

El grupo socialista retiró la moción en el pleno del jueves ante el intento del PP de “pervertir el debate”, ya que al final se hubiera votado una enmienda a la totalidad del equipo de gobierno y no la moción socialista. “Fabra no quiere que Castellón se entere de que el Ayuntamiento está en los puestos de cabeza del ranking tributario español. No quiere que se sepa que pagamos más que el resto de la Comunitat Valenciana y que el conjunto del Estado”, apunta.

Peris recuerda que, a pesar de la crisis, el Ayuntamiento de Castellón ingresó 104,5 millones de euros por el IBI en 2009, más de lo previsto en un principio. “El equipo de gobierno es incapaz de obtener financiación por otra vía y recurre al incremento de impuestos, que es lo más fácil pero también lo más injusto”. En ese sentido, recuerda que los ingresos municipales en Castellón son demasiado dependientes de los tributos, que representan el 69% del total del dinero que se recibe cada año. Hace tres años este porcentaje era inferior, del 64,3%. En la mayoría de los ayuntamientos ronda el 50%.

El Instituto Nacional de Estadística ha dado a conocer esta semana el Índice de Precios de Consumo Armonizado, que sitúa su tasa anual en el 1,9% en el conjunto de España. En Castellón acostumbra a ser más alto. El índice de julio es el que suele utilizar el Gobierno local de Castellón para revisar las tasas e impuestos locales, al ser el más elevado del año. En este mes, el IPC ha registrado subidas de los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, del gas y del viaje organizado. El IPC está ahora en el valor más alto desde el mes de noviembre de 2008.

“Cuando el IPC estaba en valores negativos, el PP no quiso aplicar la revisión fiscal, porque hubiera tenido que bajar los tributos, pero este año, cuando el IPC sube, sí que la aplica. Esa es la manera insolidaria de gobernar que tienen Alberto Fabra y el PP”, añade. Peris recuerda que el PSPV presentó hace unos meses una moción para aprobar un cheque fiscal que devolviera la recaudación tributaria cobrada de más al aplicarse un IPC anual superior al que determina el INE, pero el PP se opuso.

 

 

Subir