30 de noviembre de 2020 30/11/20

El Hospital Provincial pone en marcha la tomogammacámara más moderna de la Comunitat

El Hospital Provincial pone en marcha la tomogammacámara más moderna de la Comunitat  - (foto 1)
  • El conseller de Sanitat, Manuel Cervera, inaugura el nuevo equipo

  • El Servicio de Medicina Nuclear realiza anualmente 4.000 exploraciones

  • Las pruebas sirven para diagnosticar el cáncer y el estudio del comportamiento metabólico de lesiones

MÁS FOTOS
El Hospital Provincial pone en marcha la tomogammacámara más moderna de la Comunitat  - (foto 2)

El Hospital Provincial ha puesto en marcha su nueva tomogammacámara, el equipo de estas características más moderno de la Comunitat Valenciana y que se utiliza en el campo de la medicina nuclear para el estudio de enfermedades. El nuevo equipo ha supuesto una inversión de 475.000 euros.

El conseller de Sanitat, Manuel Cervera, manifestó hoy durante la inauguración de la máquina que, a diferencia de la anterior, ofrece una mejor calidad de la imagen y permite la realización de rastreos de cuerpo entero en la mitad de tiempo, lo que resulta más cómodo para el paciente que se somete a la prueba.

La exploración está indicada, fundamentalmente, para el diagnóstico del cáncer y estudios funcionales renales, cardíacos, traumatológicos y cerebrales.

La nueva cámara consta de un equipo de detección de radiación gamma que procede del propio paciente, ya que previamente se le ha suministrado un radiofármaco, es decir, un medicamento preparado en dosis individualizadas por el personal de la Unidad de Radiofarmacia. Los radiofármacos contienen un isótopo radiactivo incorporado, con una vida media muy corta, que permiten la visualización morfológica y funcional de órganos.

Esta sustancia, que generalmente se inyecta por vía intravenosa, puede ser seguida a través del nuevo equipo en el cuerpo del paciente y, a través de este análisis, los especialistas pueden evaluar si el metabolismo del paciente funciona correctamente.

4.000 exploraciones al año
El Hospital Provincial, el único de la provincia que cuenta con un servicio de Medicina Nuclear, realiza al año unas 4.000 exploraciones de este tipo.

Las pruebas duran entre 30 y 60 minutos y no resultan dolorosas para el paciente, lo que no produce ningún efecto ni impide realizar una vida normal. Tras la exploración, es aconsejable beber agua o zumos en mayor cuantía de lo habitual para facilitar así la eliminación del agente inyectado.

La irradiación que recibe el paciente durante la prueba es muy pequeña, incluso en algunas ocasiones es menor que la recibida en una exploración radiológica convencional.

Terapia metabólica
Un 10% de la actividad del Servicio se centra en la terapia metabólica, un tratamiento en el que se administra al paciente medicamentos radiactivos no encapsulados que se fijan en los órganos o tejidos a tratar y destruyen la lesión.

La terapia metabólica está indicada para tratar el cáncer diferenciado de tiroides papilar, folicular y mixto, así como las metástasis de esos tumores y el hipertiroidismo y sus diversas modalidades.

Además, también se recurre a este tipo de terapia para el tratamiento paliativo del dolor de cáncer de mama, próstata y metástasis ósea.

El porcentaje de curación de la terapia metabólica es muy elevado, tiene escasos efectos secundarios y en casos de hipertiroidismo el tiroides se normaliza.

La vía de administración de los medicamentos radiactivos es oral o intravenosa y el tratamiento requiere la hospitalización del paciente en una habitación especialmente adaptada a las normas de protección que establece el Consejo de Seguridad Nuclear.

El Consorcio cuenta con dos habitaciones exclusivas para la aplicación de este tratamiento. Así, el enfermo permanece en esta habitación en régimen de aislamiento sin poder salir ni recibir visitas hasta que los niveles de irradiación disminuyen, lo que suele darse transcurridos tres días.

Durante este tiempo, el paciente recibe atención permanente por parte del personal médico y de enfermería del centro, quienes han seguido previamente un curso de manipulador de sustancias radiactivas.

El control radiológico de los trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes se lleva a cabo mediante sistemas de detección de tipo pasivo, denominados dosímetros, cuya lectura es realizada por entidades o instituciones expresamente autorizadas y controladas por el Consejo de Seguridad Nuclear.

 

Subir