5 de diciembre de 2020 5/12/20

La futura planta de secado térmico de Castellón tratará 35.000 toneladas de lodos al año

  • La instalación secará los fangos generados en las principales Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de la provincia

  • El proyecto será desarrollado por la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, a través de la Entitat de Sanejament d’Aigües

  • El destino de estos lodos será su valorización energética como combustible y su uso agrícola como abono

La futura planta de secado térmico de Castellón tratará 35.000 toneladas de lodos procedentes de las principales depuradoras de las comarcas de La Plana Alta y La Plana Baixa, según ha confirmado la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda.

El secado térmico de estos lodos permitirá su reutilización en la agricultura como abono o su valorización energética, es decir, su uso como combustible no contaminante, por lo que, es un sistema altamente recomendable y por el que apuesta la Generalitat Valenciana.

La planta de secado térmico de Castellón será construida por la Entitat de Sanejament d’Aigües (EPSAR), dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente y Agua, mediante una concesión de obra pública a la empresa. La Generalitat invertirá cerca de 15 millones de euros en este proyecto.

En concreto, la futura planta castellonense de secado térmico de lodos acogerá fangos procedentes de las depuradoras de Castellón de La Plana, Burriana, Onda/Betxí/Vila-real, Vila-real, Benicàssim y Oropesa.

Además de las claras ventajas medioambientales del secado térmico, la construcción de una planta de este tipo conlleva la creación de puestos de trabajo, tanto durante la ejecución de la obra como durante el periodo de explotación de la instalación, contribuyendo al desarrollo económico de la zona en la que se implanta.

Conversión del fango húmedo en seco
El tratamiento térmico convierte el fango húmedo que se obtiene tras los tratamientos de deshidratación de las depuradoras en fango seco. Concretamente, se pasa de un 25% de sequedad a un 90%, con lo que se consigue evitar su fermentación que causa los olores molestos, posibilitar su valorización energética y disminuir el volumen de los fangos que se deban depositar en vertedero.

Hay que recordar que el II Plan Director de Saneamiento y Depuración de la Comunitat Valenciana establece que el tratamiento por secado térmico se implantará para el secado de los fangos destinados a reutilización agrícola procedentes de las plantas depuradoras de gran producción, con el objetivo de reducir el volumen de fango a transportar, adecuar la textura del material a las exigencias de comercialización y reducir los costes de explotación mediante la implantación de sistemas de cogeneración.

Subir