14 de octubre de 2019 14/10/19

La familia como objetivo

La familia como objetivo - (foto 1)
MÁS FOTOS
La familia como objetivo - (foto 2)

Cruz Roja, en colaboración con la Fundación Caja Castellón y Bankia pone en marcha, nuevamente, un proyecto de inserción socio laboral de familias con todos sus miembros en paro. Uno de los requisitos es que los participantes pertenezcan a diferentes generaciones: padre e hija; madre e hijo, tío y sobrino, etc. Los alumnos, todos sin excepción, coinciden en señalar lo novedoso de la experiencia. Ir a un curso con tu padre, ó con mi hija… “no me lo creía; cuando me llamaron pensé que no era cierto”. Sin embargo están todos encantados.

El objetivo es facilitar las herramientas necesarias para activar sus capacidades y acceder al mercado laboral. Para lo cual, Cruz Roja centra sus esfuerzos en la capacitación en el sector del comercio, donde se prevé la posibilidad de una mayor demanda. Pepe, Pascual, Cristina, Ana Kevin, coinciden en que el curso les ha cambiado los ánimos. “De no tener ninguna esperanza por volver a trabajar, ahora cada día tienes la ilusión de aprender algo nuevo que sabes que te puede servir para mejorar tu futuro”.

Las 20 personas que participan en esta experiencia, proceden de diferentes ámbitos, pero todas ellas acudieron, en busca de ayuda a Cruz Roja por la situación por la que atravesaban. Ahora, desde el mes de octubre hasta diciembre reciben clases teóricas para el desarrollo de capacidades personales, técnicas y también prácticas profesionales.

El profesorado aplica novedosas técnicas tanto en las sesiones grupales cómo en las tutorías individuales; en ocasiones se pone a los alumnos en situación límite, para que la toma de decisiones sea plenamente consciente y consecuente con las posibles resoluciones; y también valoran los resultados tanto inmediatos como de futuro.

A lo largo del curso se potencia la formación, según necesidades y en este sentido las nuevas tecnologías ocupan un apartado importante. La orientación hacia dónde dirigirse, según las capacidades personales y profesionales. Aprender a elaborar su curriculum, dirigirse a las empresas, con determinación y realizar un periodo de prácticas, que les garantiza experiencia suficiente para hacer frente al nuevo reto de una inserción laboral con futuro.

Esta experiencia se puso en marcha antes del verano, con el sector de hostelería y los buenos resultados obtenidos han llevado a Cruz Roja a emprender esta segunda edición con el sector del comercio. Mamen Torres, responsable del Plan de Empleo destaca la innovación del proyecto al trabajar con equipos intergeneracionales. Lo que permite transmitir la sabiduría y el bagaje personal y sociolaboral de ambos colectivos: jóvenes y mayores de 45 años. Un método de trabajo de autogestión de los propios grupos; guiado a través de itinerarios, a modo de coaching o mentoring. Y lo más hermoso es que todos los alumnos confían en la posibilidad de trabajar tras el periodo de prácticas, puesto que en la anterior edición el grado de inserción laboral fue significativo.

 

 

 

ocultar
La familia como objetivo
Subir