27 de febrero de 2021 27/2/21

Estudian nanopartículas capaces de tratar de forma personalizada lesiones cardiovasculares y favorecer su detección precoz en el diagnóstico por imagen

Estudian nanopartículas capaces de tratar de forma personalizada lesiones cardiovasculares y favorecer su detección precoz en el diagnóstico por imagen - (foto 1)
  • El coordinador de Medicina de la CEU-UCH, Juan Carlos Frías, dirige la investigación en colaboración con la Universidad de Valencia, el Hospital La Fe y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC)

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en países industrializados. Un reto para su prevención es el desarrollo de técnicas no invasivas de imagen para el diagnóstico precoz. El equipo de investigación liderado por el coordinador de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Castellón, Juan Carlos Frías Martínez, trabaja en el análisis molecular de la lesión cardiovascular ateromatosa, con el objetivo de desarrollar nuevos agentes, basados en nanopartículas, que aúnen aplicaciones diagnósticas y terapéuticas para estas lesiones.

En concreto, la investigación se centra en la preparación de nuevos agentes, los denominados agentes teranósticos (terapéutico + diagnóstico), que además de facilitar el diagnóstico de la lesión cardiovascular, poseen capacidad terapéutica, lo que permite mejorar la detección precoz de la lesión y la clasificación de riesgo del paciente, así como proporcionarle un tratamiento personalizado y una monitorización longitudinal.

Nanopartículas para diagnosticar y curar

Según el doctor Frías, “nuestro objetivo es preparar agentes teranósticos basados en nanopartículas (liposomas) que incorporarán elementos para proporcionar imágenes de la lesión mediante las diferentes técnicas de imagen existentes. Y al mismo tiempo, estas nanopartículas también serán portadoras de fármacos capaces de reducir el desarrollo de la lesión aterosclerótica detectada”.

En este estudio, el equipo investigador que dirige el coordinador de Medicina de la CEU-UCH utiliza principalmente agentes de contraste unidos a anticuerpos monoclonales específicos con afinidad por moléculas diana presentes en la lesión, que posteriormente se visualizan con diferentes técnicas de imagen.

Hasta ahora, las diferentes técnicas de imagen -tales como resonancia magnética de imagen (RMI), tomografia axial computerizada (TAC), imagen nuclear (tomografía de emisión de positrones, PET; tomografía computerizada de emisión única de fotones, SPECT), ultrasonidos (US) y la imagen óptica (IO)-, permitían realizar estudios in vivo, ex vivo e in vitro de modelos experimentales de las lesiones ateroscleróticas, para valorar, a posteriori, su posible utilización clínica. El reto para la prevención de las enfermedades cardiovasculares es el desarrollo de técnicas no invasivas de imagen para el diagnóstico precoz de la enfermedad, como la que aborda la presente investigación.

Fases del trabajo

Los citados agentes teranósticos serán inyectados en animales modelo -principalmente ratones- que desarrollan lesiones ateroscleróticas, para determinar, en primer lugar, la presencia y estadio de la lesión aterosclerótica y, posteriormente, para su tratamiento en función del fármaco que contenga el agente teranóstico.

El proyecto de investigación del doctor Frías, de la Universidad CEU Cardenal Herrera, está financiado por la Fundación Gent per Gent, y participan en el equipo la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Alicia López, y la profesora Aracely Calatayud. Completan el equipo los investigadores de la Universidad de Valencia Mª Teresa Albelda y Enrique García-España; el doctor Luis Martí Bonmatí, del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia; y Vicente Andrés, Jesús Ruiz-Cabello y Luis Jesús Jiménez-Borreguero, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares.

Subir