26 de febrero de 2020 26/2/20

El director general del Agua visita a las obras del Barranco de Fraga

El director general del Agua visita a las obras del Barranco de Fraga - (foto 1)
  • Benlliure: “El encauzamiento del barranco de Fraga traerá grandes beneficios a la zona sur de Castellón”

  • Medio Ambiente invierte 24,5 millones de euros en la actuación

MÁS FOTOS
El director general del Agua visita a las obras del Barranco de Fraga - (foto 2)
El director general del Agua visita a las obras del Barranco de Fraga - (foto 3)
El director general del Agua visita a las obras del Barranco de Fraga - (foto 4)
El director general del Agua, José María Benlliure, ha afirmado hoy, durante la visita a las obras del encauzamiento del barranco de Fraga, que está actuación “traerá grandes beneficios a la zona sur de Castellon”.

Se trata, ha añadido Benlliure, de una obra “estratégica e indispensable para proteger del riesgo de inundaciones la zona sur de Castellón, y que permitirá el desarrollo logístico asociado al puerto”. De hecho, con una inversión de 24,5 millones de euros, “es la actuación en defensas contra avenidas de aguas más importante que se está desarrollando en la provincia de Castellón”.

Asimismo, José María Benlliure ha subrayado, además, que el Ayuntamiento de Castellón ha puesto todos los terrenos a disposición de la conselleria para que puedan ejecutarse las obras, y que a lo largo de 2009 se realizará el desvío de caudales a la Rambla de la Viuda (60 metros cúbicos por segundo).

Según Benlliure, “es una obra compleja, que atraviesa suelo urbano; el objetivo es reponer un barranco que en su momento desapareció por la acción humana”. “Hay además que resaltar la perfecta adaptación paisajística y la solución de la desembocadura en la zona portuaria”.

El objeto de las obras de encauzamiento es doble, por un lado, se da solución a los problemas de inundación y desbordamiento desde la AP-7 hasta el mar. Además, se crea una infraestructura básica que permitirá el desarrollo y ordenamiento de la zona situada tanto al sur del casco urbano de Castellón como del área industrial situada al noroeste de Almassora. El proyecto es compatible con los Planes Generales de Castellón y Almassora, y ha procurado ajustar el trazado a las infraestructuras existentes, para evitar la fracturación del territorio.

Dos actuaciones

El encauzamiento del barranco tiene capacidad para acoger un caudal de 1.410 metros cúbicos por segundo, y se descompone en dos actuaciones. La primera se desarrolla desde el cruce con la CN-340 hasta la desembocadura en el mar, entre la central térmica y la refinería de BP. La longitud de la canalización es de 8.484 metros y cuenta con capacidad de 1.110 metros cúbicos por segundo.

La segunda actuación, desde el cruce con la AP-7 hasta el cruce con la CN-340, y el canal de desvío de caudales a la Rambla de la Viuda. La longitud de la canalización es de 3.145 metros y la capacidad es de 300 metros cúbicos por segundo.

Además, el proyecto incluye viales de servicio que resuelvan diversos accesos y cruces del barranco. Para una mejor integración ambiental y paisajística, en las zonas urbanas se construirá un marco de hormigón armado y en las zonas agrícolas la sección será un canal abierto trapezoidal, con solera protegida con escollera y taludes estabilizados con especies vegetales.

Subir