elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Carrasco: “La historia ni se puede ni se debe reescribir. No entendemos ni el revanchismo ni el revisionismo histórico del gobierno de Castellón desde el sectarismo ideológico”

Carrasco: “La historia ni se puede ni se debe reescribir. No entendemos ni el revanchismo ni el revisionismo histórico del gobierno de Castellón desde el sectarismo ideológico”
  • Begoña Carrasco denuncia que una resolución judicial ha tenido que parar los pies al tripartito de PSOE, Compromís y Podemos y ratificar lo que es “un ataque directo a un símbolo de los católicos de la ciudad de Castellón"

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha reclamado hoy “cordura” al equipo de gobierno de PSOE, Compromís y Podemos y que “aparquen su cruzada contra el pasado en la capital de la Plana. La historia ni se puede ni se debe reescribir. No entendemos ni el revanchismo ni el revisionismo histórico, pero solo desde el sectarismo ideológico, que ve fantasmas donde no los hay. Están queriendo eliminar de nuestras calles los nombres de personas ilustres que lo único que hicieron fue trabajar en ese momento por el futuro de su ciudad y a los que les debemos mucho”. Asimismo, le pide que priorice otras cuestiones en la acción del gobierno municipal, “los problemas de los castellonenses y en el rescate de las familias que ahora mismo tan mal lo están pasando por la crisis económica”.

Begoña Carrasco se ha pronunciado así después de que el juzgado haya parado los pies, por segunda vez, al gobierno de Amparo Marco en sus pretensiones de derribar la cruz del Ribalta, y en plena polémica por borrar del nombre de calles y edificios públicos a algunos de los personajes históricos de la capital de la Plana, al vincularlos a etapas pasadas y acciones que nada tienen que ver con su actividad.

“Castellón ha pasado de ser una ciudad de concordia y de tolerancia a un sinsentido en la búsqueda de bandos de buenos y malos que nada tiene que ver con la realidad. Pido a la alcaldesa de Castellón que rectifique, que respete la cruz del Ribalta, un símbolo religioso para la mayoría de los castellonenses y elemento integrado en un monumento que ensalza, por acuerdo plenario, la condena a todo tipo de violencia, y que no elimine ninguno de los nombres de las vías y edificios públicos que ahora su gobierno pretende eliminar”, ha afirmado. “La historia no se puede ni se debe reescribir”, ha reiterado.

Hay que recordar que el Juzgado Contencioso-Administrativo de Castellón ha acordado estimar la medida cautelar solicitada por Abogados Cristianos, y acuerda la suspensión de del Decreto del Ayuntamiento de Castellón de 21 de julio, del gobierno de PSOE, Compromís y Podemos por el que se acordaba la retirada de la Cruz del Parque Ribalta, dejándolo sin efecto. No es la primera vez que el Juzgado tiene que intervenir para frenar este derribo.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, califica de “ataque directo a un símbolo de los católicos de la ciudad de Castellón, porque el monumento está resignificado desde mayo de 1979 y representa a todas las víctimas de la violencia. Nada hay más positivo para la ciudad que apelar a la unidad, a la concordia, a la unión de todos los castellonenses, al respeto y la tolerancia contra cualquier muestra violencia”.

Asimismo, Begoña Carrasco, también ha criticado “la espiral de revisionismo sectario” al que se ha entregado el equipo de gobierno de Amparo Marco, porque “el gobierno municipal se está saltando todos los acuerdos plenarios, basándose para ello en un documento que tiene muy poco o ningún rigor histórico”.

La portavoz del PP se ha referido así al decreto de la Generalitat por el que se ha publicado un catálogo de supuestos vestigios de la etapa de la dictadura española que estarían afectados por la Ley de Memoria Histórica, más de 70 en el conjunto de la provincia y más de una veintena en la ciudad de Castellón. “Desde el Partido Popular pedimos que el cronista oficial de la ciudad elabore un informe que defienda el buen nombre de las personalidades de la ciudad.  “El catálogo de vestigios de la Guerra Civil está lleno de errores, incluyendo a personalidades ilustres que se han visto señaladas y condenadas a su desaparición por el mero hecho de haber vivido en un determinado periodo histórico, borrando de un plumazo el legado de su trabajo en beneficio de los castellonenses. El sectarismo ideológico de la izquierda es inaceptable”, añade.

“Basta de jugar el despiste. El gobierno municipal ha pasado de decir que la información de la eliminación de las calles era falsa a reconocerla y a anunciar que van a alegar a la misma. Eso sí, una vez más, los partidos del Fadrell van cada uno por su lado, y echan la culpa a los demás. Ahora aseguran que el documento está lleno de errores a corregir, pero la Conselleria ya les ha vuelto a dejar en evidencia, afirmando que esos mismos vestigios que están recogidos en el catálogo están aportados por el propio Ayuntamiento, es decir, por los tres partidos que ahora afirman no saber nada al respecto”, ha lamentado.

En este sentido, “el Partido Popular ya ha solicitado formalmente copia de todos los acuerdos plenarios en los que se adoptó la denominación de calles y edificios públicos de las personalidades afectadas por el catálogo de vestigios publicado por la Generalitat Valenciana y anuncia que el próximo lunes pedirá conocer oficialmente quién participó en la elaboración de ese catálogo de vestigios, cómo llegó a la Generalitat Valenciana y qué pasos se van a dar para paralizar la eliminación de las calles y edificios públicos con los ilustres de Castellón –hay 5 meses para ello—y quién o quiénes elaborarán el informe con las alegaciones, que queremos que se voten en pleno antes de remitirse a la Generalitat de nuevo”, ha concluido la portavoz del PP en Castellón, Begoña Carrasco.

Manuel Segarra Ribes, creador de la cabalgata del Pregó, o la figura de Lluis Revest, quien fue cronista oficial de la ciudad e impulsor de les ‘Normes de Castelló’ o el Doctor Clará, cofundador del Hospital Provincial, insigne figura e Hijo Adoptivo de la ciudad. Todos ellos y muchos otros figuran en “un catálogo que es una vergüenza para el conjunto de los castellonenses”.

Subir