elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Carrasco escuchará de cerca las demandas de los vecinos de la Marjalería

Carrasco escuchará de cerca las demandas de los vecinos de la Marjalería

    La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha vuelto a visitar, junto al concejal del PP Sergio Toledo, a las asociaciones vecinales de la Marjalería para hacerse eco de las necesidades en la zona, que sigue sin atender el gobierno de la alcaldesa socialista, Amparo Marco.

    Tras recorrer la zona junto a las asociaciones de vecinos de la Marjalería y la Plana en Trilles ha reivindicado las soluciones que llevan esperando desde hace más de siete años. “Llevan tres años con el consultorio médico cerrado, tampoco el verano que acabamos de dejar atrás, lo que perjudica especialmente a los residentes de mayor edad”, explica Carrasco. La Marjalería cuenta con 5.000 viviendas que multiplican su población durante los meses de verano.

    La portavoz Popular insiste en la necesidad de incrementar la iluminación, la limpieza de las acequias y el asfaltado de los caminos, la lucha contra las plagas de mosquitos, acabar con la inseguridad jurídica de las viviendas y poner fin al ninguneo constante, por parte del equipo de gobierno municipal, ajeno a sus principales necesidades. “Todo ello nos lleva a reivindicar, desde el Partido Popular, la igualdad de trato entre castellonenses. Los vecinos pagan impuestos de primera en esta ciudad y reciben servicios de tercera”, apunta.

    Y añade: “Mientras PSOE, Compromís y Podemos están peleándose entre ellos, en el Partido Popular estamos por dar soluciones a los vecinos. Reclamaremos a la Generalitat la atención sanitaria que merecen los castellonenses, para no seguir en el furgón de cola; trabajaremos para dotar a la Marjalería de un plan especial de ordenación urbana adaptado a la nueva realidad; intensificaremos la limpieza en los caminos y crearemos una oficina de atención ciudadana, expresamente para los vecinos de la zona para que puedan trasladar directamente sus reclamaciones al Ayuntamiento”.

    Para la portavoz Popular “un gobierno que no pisa la calle, que se atrinchera en sus despachos, no conoce los problemas de sus vecinos y, por tanto, difícilmente pueden ayudarles”. “Es cuestión de voluntad política, tener ganas de trabajar por los vecinos en lugar de enrocarse en polémicas estériles que no ayudan a nadie en un momento de especial dificultad, con la inflación disparada y con lo que cuesta llenar la nevera y pagar las facturas. Todo el tiempo que invierten en ellos mismos no lo dedican a la ciudadanía. Un gobierno dividido es un gobierno inservible a los vecinos”.

    Subir