5 de diciembre de 2020 5/12/20

Calles tiende la mano al alcalde para pactar una estrategia de reivindicación de los edificios públicos de Gobierno y Consell

  • El portavoz socialista estaría dispuesto a retirar la moción para reclamar la Caja de Reclutas si Alberto Fabra muestra voluntad de consenso

El portavoz socialista de Castellón, Juan María Calles, tiende la mano al alcalde para pactar una estrategia de reivindicación ante el Gobierno y la Generalitat con el objetivo de reclamar edificios que ambas administraciones han abandonado en Castellón o están siendo infrautilizados. “Castellón siempre conseguirá más si el Gobierno municipal y la oposición se unen en la reclamación de patrimonio para la ciudad”, afirma Calles, quien anima a Alberto Fabra a “abandonar el sectarismo y gobernar con la vista puesta en Castellón y no en el PP”.

En caso de atender la solicitud de la oposición, Calles anuncia la disposición del PSPV a retirar la moción presentada para solicitar la reversión de la propiedad de la Caja de Reclutas, por considerar que se han incumplido las condiciones fijadas en el acuerdo plenario en el que cedió la titularidad. Los socialistas solicitan la devolución del edificio para destinarlo a usos sociales relacionados con la atención a las personas en situación de dependencia.

El PP, que ha mantenido una actitud “beligerante” con los inmuebles propiedad del Gobierno central, ya ha anunciado que votará en contra de la propuesta socialista. Es más, a pesar de que presentó una declaración institucional en marzo solicitando al Ministerio de Defensa la cesión del edificio de la residencia de suboficiales, el PP ha vuelto a tramitar una moción con la misma redacción y con la misma petición, “sólo por tratar de contrarrestar la iniciativa socialista”.

“El Ayuntamiento debería tener claro qué inmuebles públicos de otras administraciones pueden contribuir a engrandecer el patrimonio municipal y debería definir los usos y necesidades sociales que podrían acoger esos inmuebles”, apunta. “Fabra actúa como el alcalde de los votantes del PP, cuando tiene la obligación de ser el alcalde de todos los castellonenses”.

El Ayuntamiento de Castellón adquirió en 1999 el antiguo cuartel del Tetuán 14 y la Caja de Reclutas por un importe de 155 millones de las antiguas pesetas. El Gobierno central estaba presidido entonces por José María Aznar, del Partido Popular. Dos años después, el 27 de noviembre de 2001, el pleno del Ayuntamiento de Castelló acordó la cesión gratuita a la Generalitat Valenciana de la antigua sede del centro de reclutamiento con el fin de destinarlo a uso hospitalario “con carácter exclusivo”. Sin embargo, la Generalitat lo ha cedido a asociaciones e incluso permitió que una escuela de adultos lo utilizara como sede provisional, con lo que se incumplía de hecho el pacto entre el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana.

El acuerdo plenario de 2001 establecía que “en caso de incumplimiento de cualquiera de las condiciones se extinguirá la cesión gratuita y el inmueble cedido revertirá automáticamente y de pleno derecho al Ayuntamiento, sin abono de indemnización alguna a la Generalitat Valenciana cualquiera que sea el tiempo transcurrido desde que se efectuó la cesión”.

Por otro lado, la residencia de suboficiales de la calle Alcalde Tárrega, ahora sin uso por la Administración General del Estado, ha sido reclamada por los tres partidos políticos con representación y por las asociaciones vecinales para ubicar dependencias sociales. El PP pretendía ubicar en el inmueble un proyecto denominado Hábitat Artístic, una especie de hotel para artistas nacionales e internacionales, pero los vecinos se opusieron a ese uso.

Subir