2 de diciembre de 2020 2/12/20

El Amics no pudo ganar la batalla del Pumarín

El Amics no pudo ganar la batalla del Pumarín - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Amics no pudo ganar la batalla del Pumarín - (foto 2)
    El Amics no pudo ganar la batalla del Pumarín - (foto 3)
    El Amics no pudo ganar la batalla del Pumarín - (foto 4)

    En un gran ambiente en Pumarín empezó el partido inaugurando el marcador Garrett. Un triple de Faner ponía el marcador 2-5. Primeros cinco minutos de igualdad, donde ninguno de los dos equipos conseguía dominar reflejando el marcador un igualado 13-10. Pero las perdidas del equipo castellonense y la falta de rebote defensivo harían que el Oviedo se marchase seis puntos arriba a falta de tres minutos para acabar el primer cuarto por lo que Ten pidió tiempo muerto.
    Tras el minuto de respiro y con la dirección de Chema, los locales solo consiguieron a notar dos puntos y el marcador se quedaba al final del primer cuarto en 20-16 para el Oviedo, siendo el mejor del Amics Zimmy con 7 de valoración.

    El segundo cuarto empezó con un triple de Bassas que daba la máxima ventaja en el marcador a los ovetenses 23-16. Momento en el que Eric Sánchez hacía su reaparición después de su lesión que le había mantenido fuera desde el partido de Melilla.
    Continuamente la defensa de ayudas del Oviedo ahogaba el ataque de los castellonenses que no conseguían anotar, más que dos puntos en los primeros cuatro minutos del segundo cuarto. Pero el equipo reaccionó y con un parcial de 0-6 dejó el marcador en 27-24 a falta de cuatro minutos y medio para el descanso. Carles Marco pidió tiempo muerto.
    Las diferencias en el marcador se mantuvieron los últimos minuto y los equipos se iban al túnel de vestuarios con 35-31 a favor de los locales, comandados por un anotador Swing que llevaba en estos dos primeros cuartos catorce puntos y 15 de valoración lo que le hacía ser el mejor de los locales y del partido hasta el momento.

    Se reanudó el partido y seguía la igualdad y el intercambio de canastas siendo los interiores del Amics los que llevaban el peso del ataque castellonense, mientras que Swing seguía haciendo de las suyas. En la pista se veía una batalla entre el juego exterior de Oviedo y el juego interior del Amics, que a falta de tres minutos se decantaba para los locales con 51-42 en el marcador. Toni Ten se vio obligado a pedir tiempo muerto cuando el marcador reflejaba un 53-42 que daba la máxima ventaja hasta el momento a los hombres de Carles Marco. Terminaba el cuarto con 60-48, el Amics no encontraba la forma de anotar con bajos porcentajes 41,7% en tiros de dos y un paupérrimo 18,2% en triples.

    El último cuarto empezaba con un parcial de 2-7 para el Amics en los dos primeros minutos, reduciendo así la ventaja de los locales a tan sólo siete puntos. El entrenador ovetense pidió entonces tiempo muerto. El Amics seguía con muy buena defensa y a falta de seis minutos para el final conseguía reducir las diferencias 62-59.
    Entrábamos en los últimos tres minutos de partido con 67-61 y un triple de Eric volvía a dejar al Amics a tres puntos 67-64.
    A falta de cincuenta segundos para el final con marcador 69-68 Garrett falló dos tiros libres que seguidos de otro triple de Swing ponían el marcador 72-68 para el Oviedo a falta de treinta y cuatro segundos para el final del partido. Un triple de Bortolussi de jaba el marcador en 72-71. Bassas convertía un tiro libre y el segundo fallado el Amics a pesar de coger el rebote perdió el balón y dio opción a dos tiros libre más tras una falta, tiros que anotaban los locales y dejaban el electrónico en 75-71. Una vez más Pumarín sería vital y el Amics no pudo sobreponerse a ello.

    Subir