21 de febrero de 2020 21/2/20

Alberto Fabra exige disculpas "a todos aquellos que han intentado desprestigiar las tradiciones de la ciudad politizando los actos"

    El Alcalde de Castellón, Alberto Fabra ha pedido máximo respeto a la ciudad de Castellón y sus fiestas tras los agravios que se han difundido como consecuencia de un intento de utilizar de manera partidista la presencia del President de la Generalitat en la romería de les canyes y el hecho de que fuera ataviado con la vestimenta tradicional de Castellón. Fabra ha señalado que “todos los presidentes de la Generalitat a lo largo de los años han acudido a la romería con el blusón negro y el pañuelo verde que identifica a los castelloneros. Siempre, el ayuntamiento ha regalado la indumentaria a cuantos invitados oficiales han llegado hasta las puertas del Ayuntamiento el día de la Romería. Considero un insulto grave contra todos los ciudadanos y ciudadanas de esta capital que se intente utilizar nuestras señas de identidad como un desprestigio para la máxima autoridad de nuestra Comunidad Autónoma. Máxime cuando a esta romería acudieron dirigentes del gobierno y de otros partidos y también vistieron las prendas tradicionales de Castellón”.

    Fabra ha exigido una disculpa y una rectificación a todas las aquellas personas que a través de los medios de comunicación locales, regionales y nacionales han intentado politizar la fiesta de la Magdalena haciendo anécdota y escarnio de nuestras tradiciones.

    El Alcalde de Castellón ha señalado que “no voy a consentir como alcalde de esta ciudad que nadie, absolutamente nadie, se sienta con la potestad de insultar y desprestigiar nuestra historia y nuestras costumbres para utilizarlas como arma arrojadiza en una contienda política basada en suposiciones”.

    Fabra ha resaltado también que “la romería de este año ha sido, probablemente la más multitudinaria de la historia. Más de 120.000 personas acudieron siguiendo nuestra tradición y todos ellos son testigos, como las cámaras de los medios de comunicación que no hubo más episodio de gritos al presidente de la Generalitat que el que protagonizaron los familiares de una alta dirigente del partido socialista valenciano. Es muy lamentable que, cuando toda la romería transcurrió en el más absoluto respeto por la tradición y la gente que hasta nuestra ciudad acudía como invitados de honor, los únicos que lanzaron improperios contra el President de la Generalitat fueran el marido y la cuñada de la vicepresidenta primera de les Corts. Esa es la única polémica que se generó y como siempre, instigada y protagonizada sólo por aquellas personas que no entienden la vocación de la política como servicio público, sino como una forma de obtener poder, practicar el insulto y hacer su voluntad por encima de los derechos y opiniones de los ciudadanos”.

     3 comentarios
    UNO QUE NO SABE
    UNO QUE NO SABE
    19/03/2009 04:03
    DESPRESTIGIAR LAS TRADICIONES

    ¿Hace falta recordar que hace pocos años por política se cambio la tradición del tercer domingo de cuaresma y a todos los que fuimos al día de la magdalena se nos tachó de muchas cosas que hicieron que preferí ir a la magdalena en lugar de ir a botar?

    Subir