1 de noviembre de 2020 1/11/20

Castellano: “La ley de sucesiones ofrecerá marco jurídico que favorezca la continuidad de las empresas”

  • El nuevo régimen de legítimas que introduce la Ley permitirá al empresario anticipar estrategias de cara a la sucesión

  • Alrededor de 350.000 empresas de la Comunitat, de las que más de 200.000 son autónomos, se beneficiarían de la Ley

  • En una coyuntura de crisis económica como la actual, la Ley ofrecerá un marco jurídico que dinamice la economía y favorezca la continuidad de la empresa

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano ha asegurado que el borrador de la futura ley de Sucesiones en la que trabaja su departamento “tiene como objetivos garantizar la continuidad de la empresa familiar con medidas como la suavización de las legítimas y la distinción entre el patrimonio empresarial y el no empresarial”.

Al respecto Castellano ha explicado que en lo que respecta al patrimonio empresarial, “la ley distingue varios mecanismos si se trata de empresas de autónomos o sociedades mercantiles, pero en ambos supuestos el objetivo del Consell es el mismo, favorecer la continuidad de la empresa con mayor libertad y flexibilidad a la hora de testar”.

“Así, en caso de empresas de autónomos, el testador puede dejar la empresa a cualquiera de los legitimarios, algo que el actual Código civil no permite puesto que obliga a dejarlo a todos por igual o pagar a los demás en metálico la parte de la legitima, si lo deja solo a uno de los legitimarios”, ha continuado.

En cuanto a las sociedades mercantiles, la flexibilidad permite al testador elegir a quien otorga de sus legitimarios el control de la empresa atribuyéndole derechos políticos y al resto de legitimarios derechos económicos.

“Por tanto, -ha continuado Castellano,- con el nuevo régimen de legítimas que introduce la Ley de Sucesiones se proporciona una mayor libertad al empresario que decide el destino de su empresa tras su muerte, puede contribuir a evitar la fragmentación de la empresa y los conflictos en la toma de decisiones, causas muy frecuentes que acaban con el cierre del negocio familiar”.

Castellano ha explicado que la Ley de Sucesiones “establece una serie de medidas para que esa continuidad y supervivencia del negocio sea efectiva. Así, la Ley contempla que el régimen especial de legítima en caso de empresas (tanto autónomos como sociedades mercantiles) esté condicionado a que el beneficiario  conserve la titularidad de la empresa un plazo de 10 años”.

De ese modo, cuando el titular de la empresa antes de ese plazo de 10 años, por ejemplo la abandone, o la venda, por ejemplo, la Ley permite volver a la situación inicial del reparto y se recalcula la legítima dando valor a la empresa a efectos del cálculo de dicha legítima (y que inicialmente  el valor de la empresa no se ha computado para el cálculo de la legítima).

En el caso de las sociedades mercantiles, la Ley permitirá recalcular el valor de la legítima atribuyendo a los derechos políticos el valor real que tenían cuando fallece el testador. Un valor que inicialmente para el computo de la legitima se consideró valor cero. 

“Con estas medidas se dan instrumentos para la continuidad empresarial y de los puestos de trabajo, al facultar al empresario para que designe al legitimario más adecuado para llevar la empresa, y permite anticipar estrategias de cara a la sucesión”, ha añadido

Al respecto el conseller de Gobernación ha recordado que las pequeñas y medianas empresas “representan el 90% del tejido empresarial valenciano y con las medidas que contempla la Ley de Sucesiones se garantiza su supervivencia. De este modo, alrededor de 350.000 empresas de la Comunitat se beneficiarían de la ley”. De ellas, 200.341 están constituidas como autónomos, 138.518 como sociedades de responsabilidad limitada (S.L.) y 7.347 como Sociedades de responsabilidad anónima (S.A.)”

Castellano ha destacado que la recuperación del Derecho Foral Sucesorio “es una apuesta de futuro del Consell que aportará la flexibilidad necesaria para que el testador pueda distribuir los bienes entre quienes considere más aptos para continuar con el negocio y en una coyuntura de crisis económica como la actual permitirá contar con un marco jurídico que dinamice la economía, favorezca la continuidad de la empresa y garantice el desarrollo económico de la Comunitat”.

Por último, Castellano ha insistido en la importancia “de implicar a todo el entramado social de la Comunitat en la elaboración de nuestras leyes, en especial cuando se están regulando cuestiones tan trascendentes como es la Ley de Sucesiones, por ello en los próximos días continuará con la ronda de contactos con colegios profesionales y empresarios para perfilar y poder cerrar el borrador definitivo para que la Ley se apruebe en Les Corts lo antes posible”. 

 

 

Subir