26 de febrero de 2020 26/2/20

Castellano: “La Comunitat sigue a la cabeza en la defensa y solidaridad con las victimas del terrorismo”

  • La modificación incluye ayudas por situación de dependencia y amplía las ayudas en ámbitos como la educación, la vivienda y el empleo

  • La Generalitat ha concedido indemnizaciones a 108 víctimas y familiares por un importe de cerca de 3 millones de euros

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, ha asegurado que la Ley 1/2004, de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo, que han aprobado Les Corts por unanimidad, “es solidaria, sensible y pionera en la protección y asistencia a familiares y victimas del terrorismo y pone de manifiesto que nuestra Comunitat sigue a la cabeza en la defensa y solidaridad con las victimas del terrorismo”

En este sentido, Castellano ha explicado que con la modificación de la Ley de Víctimas aprobada hoy, “se amplían las prestaciones que contemplaba la ley actual, supone “un salto cualitativo en la atención a las víctimas del terrorismo en la medida en que se diseñan nuevos conceptos que dan respuesta a situaciones especialmente graves en los que se encuentran las víctimas y sus familiares”.

Castellano ha precisado que Ley de Víctimas del Terrorismo, abarca todos los ámbitos, desde el indemnizatorio, la asistencia, el fiscal, el de empleo público, hasta el ámbito institucional. “Desde el Consell impulsamos esta reforna de la Ley para poder extender las actuaciones indemnizatorias y asistenciales que la Ley 1/2004 estableció a nuevos ámbitos y supuestos no contemplados inicialmente con el fin de mejorar y ampliar su cobertura”, ha explicado el conseller de Gobernación.

Novedades de la modificación de la Ley
“Una de las principales novedades de la modificación de la Ley –ha explicado Serafín Castellano- es que diseña nuevos conceptos de indemnización por situación de dependencia cuando dicha situación haya sido causada por la violencia terrorista”. Esta nueva ayuda, supone para sus beneficiarios un plus indemnizatorio que alcanza a todos los grados y niveles de dependencia, graduándose en función del mismo. Una medida que constituye una novedad en todo el territorio nacional, puesto que será la primera ley que contemple ayudas por situación de dependencia.

Además, dentro de este nuevo concepto indemnizatorio, se crea una nueva ayuda denominada “nivel adicional de protección”, a favor de las personas dependientes cuyo cuidador no profesional es un familiar que, como consecuencia del terrorismo, fallece o queda en situación de dependencia y privado, no solo de su autonomía personal, sino también de su aptitud para seguir cuidando del familiar dependiente.

En el ámbito asistencial también se concretan medidas en materia de enseñanza contemplando ayudas para becas o ayudas al estudio a efectos de facilitar su obtención a quien lo solicite en su condición de victimas del terrorismo.

Otro aspecto del ámbito asistencial incide en la vivienda habitual. En concreto, la modificación de la Ley de Víctimas del Terrorismo establece medidas para facilitar el acceso a  una vivienda protegida a las victimas o en caso de fallecimiento de éstas, a su cónyuge o hijos dependientes.

En cuanto al ámbito del empleo público, Castellano ha señalado que muchas veces las víctimas de los atentados terroristas son personas del ámbito funcionarial, como son los profesores universitarios, policías y otros funcionarios, y para este supuesto, la modificación de la Ley contempla que se adopten medidas específicas para la integración de los mismos, que garanticen la compatibilidad de sus empleos en el sector público con su seguridad y su derecho a recibir la asistencia social que precisen. También se contempla la movilidad en atención a las peculiaridades psicológicas o físicas de la víctima.

En el ámbito fiscal, la modificación de la Ley también permite establecer beneficios fiscales, en el marco competencial de la Generalitat, a favor de las víctimas, o en caso de fallecimiento, a favor del cónyuge o de los hijos.

Además, la modificación de la ley concede igualdad de trato a todas las víctimas con independencia de que el atentado se haya perpetrado o no en la Comunitat Valenciana. Una cuestión que en la anterior Ley quedaba relegada a una disposición adicional y que ahora se integra en el articulado y que responde a la realidad de las indemnizaciones que la Generalitat ha concedido desde 2006. Así, de las 83 víctimas que han generado un expediente de concesión al amparo de la Ley, 37 lo han sido por atentados perpetrados en la Comunitat y 46 por atentados ocurridos fuera de la Comunitat.

En el ámbito institucional, constituye una novedad muy importante  la creación de una Comisión de coordinación y seguimiento de ayuda a las víctimas del terrorismo con el objetivo de dinamizar las ayudas a las víctimas, logrando su inclusión como colectivo necesitado de especial protección en la legislación sectorial que proceda.

Por último, el conseller de Gobernación ha señalando que la Ley 1/2004 de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo “ya fue una ley pionera y sin precedentes que ha permitido que la Generalitat haya concedido desde 2006 indemnizaciones a favor de 108 beneficiarios por un importe que asciende a cerca de 3 millones de euros, y la modificación de esta Ley la mejora, la amplía y actualiza”.

“Estamos –ha continuado Castellano- ante una modificación de un marcado carácter social, que es solidaria con quienes requieren mayores atenciones y sensible frente a situaciones especialmente graves e injustas”.

“El Consell recoge el sentir de la sociedad valenciana con las víctimas del terrorismo, una sociedad solidaria y comprometida con las personas que sufren el dolor causado por la barbarie terrorista y frente al cual siempre tendrán la condena y el rechazo del Gobierno de la Generalitat”, ha finalizado el titular de Gobernación.

Subir