27 de febrero de 2020 27/2/20

Castellano califica de positivo que el Gobierno central retire el recurso contra la LREM

  • La modificación de la Ley pactada no afecta a ninguna cuestión esencial sino que es una salida política para solventar un problema político

“Debemos felicitarnos por el acuerdo al que llegaron ayer el President de la Generalitat, Francisco Camps, y el vicepresidente tercero del Gobierno central, Manuel Chaves, para la retirada del recurso de inconstitucionalidad contra la ley de Régimen Económico Matrimonial”. Así se ha expresado el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, quien ha señalado que “se trata de una noticia muy positiva, ya que es la solución en la que hemos estado trabajando desde hace meses, cerrando así una cuestión sobre las competencias del Derecho Foral valenciano”.

En este sentido, Castellano ha apuntado que “el pasado 1 de julio, cuando la ley entró en vigor, ya fue un hecho histórico y el que ahora se retire el recurso despeja todas las dudas sobre la competencia de la Generalitat  para legislar sobre Derecho Foral Civil, que es lo que el Consell siempre ha defendido y por lo tanto, que se haga justicia con el pueblo valenciano después de más de 300 años”.

Según el conseller de Gobernación “la modificación de la ley pactada en las reuniones técnicos con el Gobierno central no afecta a ninguna cuestión esencial de la ley como la separación de bienes, la Germania, la violencia de género, etc, sino que es una salida política para solventar un problema político”.

El conseller ha explicado que “las modificaciones pactadas con el Gobierno central no afectan a la esencia de la ley y se trata de cambios técnicos. Así las modificaciones afectarían a 11 artículos y supondría la modificación de la redacción de siete de ellos, la supresión de otros cuatro.

Una ley moderna
El conseller de Gobernación ha recordado que la LREM “supone no sólo que los matrimonios se acogen al régimen de separación de bienes, sino que también implica más beneficios y rompe muchas barreras a favor y protección de la familia, la mujer y los que sufren cualquier tipo de violencia domestica”.

En concreto, esta ley se basa en tres pilares fundamentales, en primer lugar, introduce la libertad de pactos entre los cónyuges, para que adapten el régimen económico matrimonial a sus necesidades e intereses. Garantiza la igualdad entre el hombre y la mujer en la toma de decisiones. Y, en tercer lugar, protege los más desfavorecidos, hijos menores, discapacitados, mayores en situación de dependencia o victimas de violencia de género.

La LREM también castiga la violencia de género, ya que cuando exista sentencia firme por violencia de género, existen sanciones patrimoniales para quien resulte condenado. De este modo, en el caso de muerte de la pareja, el causante de la misma perdería el derecho al ajuar domestico o la adjudicación preferente del uso de la vivienda familiar que le correspondería por derecho en la herencia.

Esta ley reconoce el trabajo doméstico y establece una compensación económica en el caso de disolución del matrimonio. Asimismo amplía el concepto de las cargas familiares, puesto que se incluye la atención a mayores en situación de dependencia, o la atención de los hijos menores o discapacitados.

Por ultimo, Castellano ha reiterado la oportunidad e idoneidad de la ley puesto que desde que entró en vigor la ley “sólo el 2,9% de los matrimonios que se celebran en la Comunitat acuden al notario para establecer capitulaciones, mientras que el 97% no lo hacen porque están conforme con el régimen de separación de bienes. Unos datos que confirman que esta ley se adapta y recoge las necesidades y demanda de la sociedad actual”

 

 

Subir