24 de agosto de 2019 24/8/19

El gobierno de Castalla y Conselleria de Sanidad demuestran que no ha existido ningún brote de legionela en el municipio

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Castalla, formado por Ciudadanos y PSOE, desmiente con rotundidad la existencia de un brote de legionelosis en el municipio, respaldado, además por un comunicado de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública quien ha señalado: “ante el comunicado difundido por el PP de Castalla, en el que se afirma que -El Ayuntamiento de la localidad ocultó un brote de legionela en la piscina municipal-, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública quiere aclarar que dicho comunicado contiene falsedades y que sus autores incurren en una enorme irresponsabilidad, al alarmar innecesariamente a la población de Castalla”.

Asimismo, la coalición Ciudadanos - PSOE señala que “querer ganar unas elecciones a través del miedo y la alarma social no es responsable ni ético. El PP demuestra tener poca confianza en su proyecto municipal cuando necesita destruir a sus adversarios políticos con mentiras”.

Según recoge el Ministerio de Sanidad, se considera brote de legionela la aparición de dos o más casos (enfermos) agrupados en un mismo lugar y tiempo que se han contagiado de la misma fuente infecciosa (torres de refrigeración u otra fuente similar). En Castalla no se ha registrado ningún contagio humano por legionela ni aislado ni agrupado, por lo que es totalmente falso señalar la existencia de un brote en el municipio, como se ha encargado de difundir el PP, creando una alarma social infundada y engañosa.

La legionelosis se incluyó en 1996 entre las Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO), a nivel nacional, a partir de la aprobación del Real Decreto de 2210/95 de 28 de diciembre (BOE de 24 de enero) por el que se crea la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. En este sentido, el gobierno de Castalla tiene establecido un protocolo de vigilancia, prevención y desinfección que incluye estudios epidemiológicos, microbiológicos y ambientales, así como inspecciones periódicas (mensuales y anuales) de todas las instalaciones públicas que entran dentro de la categoría de riesgo de transmitir la enfermedad.

Cualquier instalación que pulveriza agua siempre tiene un riesgo de contaminación por legionela, pero éste se reduce al mínimo con las actuaciones de mantenimiento y control establecidas en la legislación actual y que se realizan habitualmente en Castalla.

El gobierno del Ayuntamiento de Castalla, como responsable de la instalación ha procedido de acuerdo con lo que establece la legislación actual en materia de prevención y tratamiento de legionelosis. “En ningún momento se ha puesto en riesgo a la población y en ningún momento se ha producido ningún contagio o brote, siguiéndose siempre los protocolos de seguridad establecidos. Las instalaciones del polideportivo municipal no suponen ningún riesgo para la salud pública de sus usuarios”.

Según señala Salud Pública en su comunicado, “según la información disponible en el Centro de Salud Pública de Alcoi, el mantenimiento de las instalaciones municipales es absolutamente correcto y cumple con todos los requisitos sanitarios. La colaboración de las personas responsables y técnicas municipales ha sido también totalmente satisfactoria en lo que concierne a Salud Pública, en esta situación y en los antecedentes disponibles”.

Y concluye añadiendo que “En ningún momento se ha puesto en riesgo la salud de la población, y decir esto es también irresponsable y alarmista. Al contrario, tanto las labores de inspección como las medidas adoptadas lo que permiten es garantizar la seguridad sanitaria y la protección de la salud”.

ocultar
El gobierno de Castalla y Conselleria de Sanidad demuestran que no ha existido ningún brote de legionela en el municipio
Subir