4 de junio de 2020 4/6/20

Gritos e insultos obligan a suspender el pleno en Carcaixent

Gritos e insultos obligan a suspender el pleno en Carcaixent
Gritos e insultos obligan a suspender el pleno en Carcaixent
  • El alcalde se vio obligado a suspenderlo tras no poder, ni siquiera, tomar la palabra

El alcalde de Carcaixent tuvo que suspender este martes el pleno después de que decenas de personas irrumpieran en el salón gritando e insultando para pedir la dimisión del primer edil, denunciando que su sueldo es excesivamente elevado mientras se están subiendo los impuestos en la localidad.

Desde que comenzó el pleno fueron muchos los vecinos que comenzaron a silbar y el alcalde, José Luis Salom, se vio obligado en varias ocasiones a pedir silencio hasta que, finalmente, tuvo que suspender la sesión.

El PSPV-PSOE ha manifestado este miércoles su apoyo al equipo de gobierno de Carcaixent, tras los incidentes ocurridos en el plenario. Los socialistas valencianos han asegurado que la manifestación es uno de los ejemplos de toda democracia avanzada. Sin embargo, han condenado que la protesta vecinal de Carcaixent acabara con descalificaciones, acciones violentas y escraches que obligaron a los concejales a abandonar el consistorio escoltados por agentes de la Guardia Civil.

La dirección nacional del PSPV-PSOE, la dirección provincial y de la comarca de la Ribera Alta han reiterado que no hay democracia sin derecho de manifestación. “Negar la posibilidad de que la ciudadanía muestre sus opiniones no es propio de un estado democrático que impulsa la libertad de expresión”, pero –han advertido- “en ningún caso debemos permitir que un grupo de personas utilice el máximo órgano de representación de la ciudadanía para bloquear una sesión que tuvo que suspenderse y que acabó en las calles con un escrache a los representantes municipales”.

Desde el PSPV-PSOE han señalado que el pleno es el órgano donde los concejales debaten y aprueban decisiones para el interés general del municipio, un órgano de representación política en el que los ciudadanos pueden tener voz. “Desde el respeto, el consistorio puede atender las reivindicaciones que se planteen, pero nunca podremos apoyar actuaciones que atenten contra las instituciones, como las que se vivieron durante el pleno”.

Los socialistas valencianos han apelado a la responsabilidad y al respeto para devolver al municipio el nivel de convivencia y de tolerancia necesarios en un estado democrático. Frente a estas posiciones –han destacado- “es esencial transformar la crispación alentada por determinadas formaciones en respeto, tolerancia, pluralismo y participación”. 

 

Subir