29 de febrero de 2020 29/2/20

Finaliza la primera fase de las obras del nuevo instituto de Carcaixent

Finaliza la primera fase de las obras del nuevo instituto de Carcaixent - (foto 1)
  • Los alumnos se trasladaran al nuevo edificio tras las vacaciones de Pascua

MÁS FOTOS
Finaliza la primera fase de las obras del nuevo instituto de Carcaixent - (foto 2)
La primera fase de las obras de edificación del nuevo instituto Árabista Ribera de Carcaixent ha finalizado. El próximo día 21 de abril, una vez hayan finalizado las fiestas de Semana Santa y Pascua, los alumnos de los diferentes cursos se incorporarán al nuevo aulario y se iniciarán las obras de derrumbe de los actuales edificios.

En pocos días los alumnos de los diferentes cursos de ESO, Bachillerato y ciclos formativos estrenarán las nuevas aulas del edificio de nueva construcción que la Conselleria ha realizado en la primera fase prevista para esta instalación construida sobre unos 5.000 metros cuadrados de terreno que estaban sin edificar y que el ayuntamiento adquirió en su momento para ampliación de los patios. En este edificio se han construido un total de 24 unidades de ESO, ocho de bachillerato y cinco ciclos formativos.

Una vez esté realizado el traslado de los alumnos al nuevo aulario comenzarán los trabajos de derribo del actual instituto dando así inicio a la segunda fase de las obras. En esta etapa se construirán dos aulas multiusos, una cafetería, una vivienda para el conserje y el gimnasio que contará con un triquete, galotxa y frontón, el aparcamiento y las pistas deportivas.

Ante la eventualidad que supone quedarse sin gimnasio el ayuntamiento de Carcaixent colaborará con el Instituto para que estas clases puedan realizarse en las instalaciones del Polideportivo Municipal hasta que estén finalizadas las obras y dispongan de su propio gimnasio.


El nuevo instituto Arabista Ribera supone una inversión por parte de la Conselleria de 8,7 millones de euros. Este centro será pionero en la utilización de células fotovoltaicas para suministrar energía solar al edifico y a los talleres de electricidad y electrónica, además de calentar el agua de los vestuarios.

Subir