elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

G. Camps: “Una política basada en la mejora de la productividad y competitividad nos permitirá crecer económicamente”

G. Camps: “Una política basada en la mejora de la productividad y competitividad nos permitirá crecer económicamente” - (foto 1)
  • Ceremonia anual del Colegio de Economistas

  • La baja competitividad es una de las causas por la que España está sufriendo con mayor virulencia los efectos de la crisis económica

  • El Gobierno Central debe realizar una reforma del mercado laboral que facilite la creación de empleo

El vicepresidente económico y conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, ha afirmado que “es necesario llevar a cabo una política económica basada en la mejora de la productividad y competitividad para lograr un sólido crecimiento a largo plazo.”

Al respecto, Gerardo Camps ha señalado que “la baja productividad es uno de los motivos por los cuales España está sufriendo las consecuencias de esta crisis con mayor virulencia que sus vecinos europeos”.

Gerardo Camps ha realizado estas declaraciones durante la clausura de la Ceremonia de Acreditación de Economistas del Colegio de Economistas de Valencia.

Según ha explicado Gerardo Camps “España experimentó un periodo de fuerte crecimiento, en el que alcanzó sus cotas más altas de riqueza, progreso y bienestar; pero tras este periodo la crisis económica internacional puso de manifiesto las debilidades estructurales de la economía española, agravadas por la incapacidad del Gobierno Central de realizar reformas al respecto”.

“En este sentido –ha continuado el vicepresidente económico del Consell-, la crisis financiera internacional se tradujo en una profunda y duradera crisis de la economía real española”.

Así, ha explicado que la mejora de la productividad resulta clave para una economía abierta al exterior como la española, y esto implica también incrementar nuestros niveles de competitividad.

“Para lograr mejoras cualitativas en nuestro crecimiento tenemos que apostar por una economía que se asiente en la producción de bienes y servicios caracterizados por el diseño, la innovación, la exclusividad, la creatividad, la marca y la calidad para, de esta manera, poder ser más competitivos,” ha añadido el vicepresidente económico.

Durante su discurso el vicepresidente económico ha destacado que con el firme objetivo de lograr un crecimiento basado en incrementos de la productividad se deben abordar reformas estructurales que cubran tres áreas: la energía, el mercado laboral y el sistema de formación.
Dependencia energética exterior

Gerardo Camps, ha remarcado en primer lugar la dependencia exterior del sector energético y ha señalado que España no puede continuar importando el 80% de la energía que consume.

“Desde el Gobierno Central se debe trabajar para lograr una mayor autonomía energética, que suponga, tanto una menor sensibilidad de nuestra economía a factores externos como una menor necesidad del crédito exterior.”

“España tiene que conseguir un suministro energético que sea autónomo, que sea competitivo y que respete el medio ambiente”, ha señalado el vicepresidente económico.

Mercado laboral
La productividad de la economía española se ve también debilitada por las características de su mercado laboral. Al respecto, Gerardo Camps ha señalado que “en épocas de bonanza España generó más empleo que ningún otro país europeo, pero en fases como la actual España es el país que más empleo destruye”.

La razón reside en las rigideces que padece el mercado laboral español, y por ello es necesario apostar por un mercado de trabajo más flexible mediante la incentivación a la contratación, la movilidad geográfica de los trabajadores o la flexiseguridad, entre otras medidas. En este sentido, ha señalado que lo importante tiene que ser el trabajador y no el puesto de trabajo.

Al respecto, el vicepresidente económico ha señalado que “la reforma laboral no sólo es urgente por el drama social que supone la tasa de desempleo actual, sino también por los efectos colaterales que está produciendo en las finanzas públicas españolas que ponen en riesgo la credibilidad de nuestra economía en el extranjero”.

Reforma integral del sistema formativo
Durante su intervención, Gerardo Camps ha apostado también por llevar a cabo una reforma integral en el sistema formativo que vaya orientada a estimular el progreso técnico e incrementar el capital humano”.

“Si queremos aumentar nuestra competitividad, tenemos que contar con una formación más específica y adecuada de nuestra mano de obra, para que nuestros productos tengan una mayor valor añadido”, ha manifestado el vicepresidente económico.

Medidas complementarias
Gerardo Camps ha señalado que estas tres son las principales reformas que deben llevarse a cabo de forma urgente para resolver los grandes desequilibrios estructurales de la economía española; pero también es necesario aplicar medidas complementarias a estas reformas que busquen el cumplimiento de objetivos a más corto plazo.

Al respecto, ha señalado que la política fiscal española debería ser de corte expansivo y apoyar la política monetaria anticíclica del Banco Central Europeo.

Este sentido, ha señalado que el Gobierno Central tendría que llevar a cabo una rebaja sustancial de impuestos y una reducción del gasto público; para actuar así como motor de crecimiento a través de la inversión pública y del impuso de la inversión privada.

También es necesario eliminar la sensación de incertidumbre instalada en los agentes económicos y retornar a un clima de confianza. Para ello, el Gobierno Central tendría que tomar las decisiones económicas con previsibilidad, planificación, coordinación y coherencia, lo que incluye contar con previsiones macroeconómicas creíbles.

Otro de los puntos importantes es la puesta a disposición de familias y empresas de las herramientas necesarias para que puedan acometer sus decisiones de inversión y consumo, lo que implica que tengan acceso a una financiación suficiente.

Finalmente, Gerardo Camps ha resaltado que el sector público debe tomar en fases de recesión económica un papel de liderazgo de forma temporal, para que el sector privado no sea relegado de manera prolongada.

Subir