18 de febrero de 2020 18/2/20

Camps apuesta por un “cambio de rumbo” en España

Camps apuesta por un “cambio de rumbo” en España - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Camps apuesta por un “cambio de rumbo” en España - (foto 2)
    Camps apuesta por un “cambio de rumbo” en España - (foto 3)
    El President de la Generalitat, Francisco Camps ha reclamado hoy un “cambio de rumbo” para España, que garantice la igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades de todos los españoles, “vivan donde vivan” y abra una nueva etapa marcada por la democracia de los ciudadanos.

    Camps se ha expresado en estos términos durante coloquio del Foro ABC que ha tenido lugar en Madrid y que ha concitado la presencia de numerosas personalidades del PP y del sector empresarial nacional y valenciano.

    Así, ha señalado que España ha pasado por dos etapas: la primera de ellas la de “la democracia de los partidos” en la que había que "fortalecer instrumentos de participación política de los españoles para participar directa y abiertamente de la democracia que es de todos”.

    En una segunda fase, “la democracia de las autonomías”, en la que se produjo la descentralización, la modernización de todo el sistema que atiende la prestación de los servicios de nuestros conciudadanos que consistía en “una forma de atender lo más cercano posible y desde gobiernos elegidos directamente por los ciudadanos de cada territorio”.

    En este contexto, ha propuesto un “nueva etapa”: la democracia de los ciudadanos porque “ha llegado el momento de pensar que fortalecidos los partidos políticos, fortalecido la Administración General de Estado y las administraciones autonómicas” es el momento de la democracia de los ciudadanos.

    Se trata de fortalecer la sensación de que cada ciudadano de cualquier rincón de España “tiene la capacidad de dirigir la nación, de sumarse al resto de los 46 millones de conciudadanos y de participar directamente en las instituciones de ámbito nacional”.

    “Se trata”, ha añadido, “de pensar de qué manera cuando los ciudadanos votan tiene claro que están votando a alguien que va a gobernar y votando a alguien que va a hacer oposición durante los años siguientes”.


    “Creo que tenemos que pensar en reforzar aquello que consolide la idea de nación vivamos donde vivamos”, ha señalado al tiempo que ha añadido que “es muy importante, porque parte de la falta de liderazgo, parte de las decisiones coyunturales, parte de las tácticas a corto y medio plazo, son responsabilidad de una nación” que en estos momentos carece de liderazgo.

    Así, ha apostado por trabajar en políticas que fomenten el fortalecimiento nacional: de las instituciones democráticas, la educación, sanidad, política social, política hídrica, energía, innovación, política industrial e infraestructuras.

    Para Camps, este fortalecimiento pasa por reforzar la autoridad de las instituciones nacionales, y por buscar “una gran autoridad nacional sobre las políticas sociales de manera que cada persona en cada rincón de España reciba el mismo trato social, vida donde vida”. Además, tenemos que tener una gran autoridad en política de salud, en educación, en política industrial, innovación y en política hídrica porque “no podemos estar al debate de una circunstancia coyuntural de un momento determinado”.

    Hace falta, ha añadido, buscar una gran autoridad energética que marque decididamente qué es lo que pretendemos hacer en España sobre nuestra energía, y una gran autoridad en materia de infraestructuras porque “en estos momentos planificar infraestructuras tiene una doble virtualidad, una prepararnos para cuando salgamos de este lío porque saldremos y estar preparados, tener las infraestructuras de los próximos años”.

    “Se deben recuperar estas grandes autoridades nacionales para que todos estemos tranquilos, haya una misma dirección, un mismo liderazgo y para que todos tengamos claro que vivamos donde vivamos” vamos a tener las mismas oportunidades, ha señalado.

    Según Camps, España necesita “un cambio de rumbo, inmediato, un cambio de convicción, cambio de expectativa y de confianza” ya que “hace falta más responsabilidad” en todos los sentidos. Para ello, ha propuesto un nuevo impulso para seguir progresando “pensando en los ciudadanos y sus familias” mediante herramientas como la disciplina presupuestarias, la bajada de impuesto y reformas estructurales de calado.

    Con el PP, cinco millones de empleos

    Camps ha comparado la España que “dejó el PP” con la España de Zapatero y ha recordado que en la etapa popular “se cambio el rumbo de un país que no tenia rumbo, que no tenia objetivo, que no tenia orientación y, en ocho años, con honradez, con esfuerzo y con mejoras sociales se consiguió que España se pusiera a nivel de las grandes naciones europeas”.

    Así, ha destacado que en 1975 trabajaban en España 12.770.000 personas, en 1995 cuando estaba el PP estaba a punto de recoger el testigo y el liderazgo de España, trabajaban 12.590.000 personas. Es decir, desde el 1975 hasta el 1995 con un amplio periodo de gobierno del PSOE en España trabajaba el mismo número de personas. Pero el PP, ha explicado Camps, consiguió generar empleo más de 5 millones de puestos de trabajo y la tasa de desempleo se rebajó del 22 al 11%.

    “Se planifico bien y se hicieron inversiones productivas, se planifico bien y se hicieron infraestructuras de comunicación, se planifico bien y se pactó un plan para que toda España hubiese agua después de acuerdos y de consensos de primer nivel”, ha señalado.

    Por otro lado, ha aludido al clima de tranquilidad que imperaba entre los partidos para abordar los temas de Estado: la financiación, la lucha contra ETA o la modernización de la Justicia, y ha subrayado que sobre todo España empezó a contar en política exterior después de muchos años y, de esta manera, se convirtió en un actor principal en la UE y principal en el ámbito iberoamericano.

    “El país que recibió el PSOE – ha añadido- era la mejor España de toda la historia” pero “este Gobierno y su presidente no han sabido gestionar durante estos años esta realidad económica social y de peso internacional, no han tomado ni una sola medida de gran calado en materia económica o en materia fiscal”.

    Para Camps, los PGE, que representan la trayectoria anual y la apuesta del Gobierno central, han sido “desacreditados por la realidad económica y social”. Asimismo, ha lamentado que sin consenso, sin acuerdo, sin alternativa se rompiera el gran pacto del agua, el Plan Hidrológico Nacional para que, un año después, “todos comprobemos que no había alternativa”.

    Igualdad en servicios públicos

    Asimismo, ha lamentado que no se haya abordado la igualdad en la prestación de servicios públicos “como correspondía”, en materia de sanidad, justicia, educación y política social y que se haya aumentado la presión fiscal a los españoles. En este sentido, ha destacado que en los ocho años de gobierno del PP se incrementaron en 1.284 los jueces y magistrados mientras que durante los gobiernos del PSOE solo se añadieron en un 100.

    El Gobierno de Zapatero, “en lugar de buscar el encuentro se ha ido al desencuentro” en todos aquellos temas que estaban acordados, pactados o en todo lo que formaba parte ya de nuestro acerbo nacional ya que “no se ha buscado en ningún momento el acuerdo con el otro gran partido político”.

    Para Camps “hay una inacción en la actividad política económica, hay debilidad en el clima de consenso hay sensación de división, y además también de ocultación de la realidad” y eso, “ha hecho que se haya minado en buena medida el liderazgo de quien tiene que liderar, de quien tiene la obligación de liderar a toda la nación en todo momento pero fundamentalmente en los momentos en los que hay circunstancias de gravedad y de complejidad como la que en estos momentos esta viviendo nuestro país”.

    Otra forma de hacer política

    Así, ha señalado que “independientemente de las complejidades del momento, hay otra forma de hacer política, hay una alternativa clara de liderar la nación y hay discursos que a corto, a medio y a largo plazo pueden hacer cambiar las cosas”.

    Ese discurso, ha añadido, es el que “esta asentado y contrastado en el PP y en su líder Mariano Rajoy; la política sí que sirve como receta para las grandes causas y para las situaciones de complejidad, sí que sirven, pero hoy la política no esta sirviendo a la necesidad de un país absorto porque creció hasta antes de ayer y hoy ha entrado en recesión”.

    Camps ha destacado que las políticas llevadas a cabo por el PP dan sus resultados como en el caso de la Comunitat Valenciana que ha experimentado un crecimiento constante, tanto en demografía como en empleo. Todo esto nos ha permitido “recortar distancia con las regiones más prosperas de toda Europa” gracias a “nuestros empresarios, a nuestros trabajadores y en definitiva a que se ha creado un impulso colectivo de que en la Comunitat todo era posible y que junto podíamos conseguirlo”.

    En este sentido, ha señalado que nuestro territorio ha crecido en demografía, algo que ha obligado a que en nuestros presupuestos también hayan tenido que crecer en atención a las necesidades de las personas ya que ocho de cada diez euros los destinamos a sanidad, educación y a políticas sociales.

    A la vez “hemos reducido los impuestos y junto con la Comunidad Madrid somos las dos CCAA con menor presión fiscal autonómica de toda España, y, en cinco años, hemos invertido 5.500.000 en infraestructuras productivas, en trasporte público de calidad en las grandes áreas urbanas y en estrategias logísticas que apuesten por nuestra centralidad”.

    El presidente Camps ha destacado que más del 30% del territorio de la Comunitat esta protegido y ha apuntado que no llega al 4% e territorio de la región que está urbanizado, “en contra -ha matizado- de las innumerables campañas que ha realizado el gobierno de la nación”

    En este sentido, Camps ha recordado que una cuarta parte del litoral valenciano también esta protegido al tiempo que ha indicado que en lo que se refiere a uso eficaz y eficiente del agua “por necesidad y por historia, somos los que más hemos invertido ahorrando y reutilizando este bien natural”

    En definitiva, el jefe del Consell ha hecho referencia al esfuerzo realizado y promovido por la Generalitat en todos los modelos de inversión relacionados con el futuro de la energía, con el apoyo a la modernización de los sectores productivos y “la gran apuesta por la proyección internacional de la marca de la Comunitat en la producción y en la exportación”.

    El jefe del ejecutivo valenciano se ha referido también al Plan Confianza y al Plan de Competitividad impulsado por la Generalitat en el que han participado todos los sectores productivos, para que mediante el diálogo social se procurara un encuentro en el que poder debatir todas las iniciativas “que nos permitan hacer lo imposible para salir adelante”.

    Respecto al proyecto popular, Camps ha señalado que cuando se funden en una misma figura la condición de ser presidente de la Generalitat, dirigente de una Comunidad y de un partido a escala autonómica “dan toda la fuerza al discurso y a las ganas de hacer las cosas”.

    Subir