27 de junio de 2019 27/6/19

Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac

Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 1)
MÁS FOTOS
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 2)
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 3)
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 4)
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 5)
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 6)
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 7)
Las excavaciones descubren el acceso al recinto amurallado de la Pobla de Ifac - (foto 8)
La sexta campaña de excavación en el yacimiento de la Pobla Medieval de Ifac, bajo la dirección del arqueólogo José Luis Menéndez, está ofreciendo descubrimientos de gran interés este verano. Los trabajos, que llevan a cabo equipos de jóvenes voluntarios, han dado con el acceso al recinto amurallado, pero también han sacado a la luz nuevas tumbas, dibujos de un barco en la muralla del XIV, y elementos singulares de la vida en aquella zona de la ladera del Peñón hace siglos. Todas estas cuestiones fueron explicadas por José Luis Menéndez a la comitiva que este miércoles visitó las excavaciones. El grupo, encabezado por el director técnico del MARQ, Manuel Olcina, el jefe de exposiciones del museo provincial, Jorge Soler, y el alcalde de Calp, Joaquim Tur, hizo un recorrido por la zona de trabajo y visitó también el aula de naturaleza del Parque Natural, en la que se lavan, clasifican y analizan los hallazgos.

La pobla medieval situada en la falda del Peñón fue abandonada por sus moradores para establecer el asentamiento urbano de lo que hoy es Calp, lo que ha permitido que aquella se conserve en muy buen estado.

Hasta el momento, los trabajos han permitido localizar el acceso al recinto amurallado, así como constatar que la zona contaba con una docena de torres vigías, en lugar de las cinco que inicialmente se presuponían.

Casi 70 jóvenes voluntarios han participado en los trabajos este verano. Muchos de ellos, estudiantes universitarios que llegan al yacimiento para formar parte de esta extraordinaria experiencia, a través de las redes sociales. La campaña esta vez centró su acción en retirar el aljibe que se había construido sobre la iglesia, lo que permitió sacar a la luz la parte de muralla que restaba para poder completarla. Ahora se está trabajando en retirar los pilares del hotel que se construyó sobre ella, con el objetivo de localizar el altar mayor.

Sin embargo, uno de los hallazgos más importantes de este año ha sido el descubrimiento del acceso al recinto amurallado con su correspondiente torre vigía, un hecho que abre muchas vías de investigación y que ha venido acompañado también de la excavación de nuevos edificios en la zona.

Las campañas de excavación en la Pobla de Ifac se llevan a cabo en virtud de un convenio conjunto de la Generalitat, el Museo Arqueológico Provincial y el Ayuntamiento. Se pretende que cuando las labores estén más avanzadas, todo el yacimiento pueda ser visitable a través de diversos senderos.

Manuel Olcina, director técnico del MARQ, incidió este miércoles en la importancia de este yacimiento y no descartó que el museo provincial acoja en el futuro una exposición centrada exclusivamente en la vila medieval calpina.

Junto al descubrimiento del acceso al recinto amurallado, la del graffiti de una nave medieval en el tramo oeste de la muralla, ha sido uno de los hallazgos más celebrados en esta campaña. El descubrimiento de la imagen de un barco inciso en el enlucido interior de la muralla es, explica el arqueólogo Menéndez, “uno de esos ejemplos de arte espontáneo muy habitual en época medieval y moderna, en la que suele mostrar una realidad visible al ojo del que lo realiza. Al ser inciso, suelen ser dibujos simples, sencillos pero con enorme impacto visual”. En este caso, apunta Menéndez, “se trata de la imagen de una nave de una sola vela, con el trapo desplegado y las jarcias sujetando el velamen, surcando un mar con las olas encrespadas es una imagen realmente impactante y que nos aportará valiosa información para el estudio de la pobla”.

Durante el recorrido por las excavaciones, el arqueólogo señaló además la importancia de la tramitación que se está llevando a cabo para la declaración de la Pobla d'Ifac como Bien de Interés Cultural (BIC), máximo grado de conservación y protección que se le puede otorgar a un monumento, si bien el yacimiento cuenta con protección por tratarse de un recinto amurallado que lo convierte en un BIC de hecho. “Las consecuencias de dicha declaración son innumerables y enormemente positivas, ya que permite contar con un instrumento de protección más a los ya existentes en el Peñón, otorgados por su categoría como Parque Natural. Además, permitirá en el futuro acceder a las ayudas que el Ministerio de Fomento otorga a través del 1% Cultural y con el que se están rehabilitando, poniendo en valor y abriendo al público gran cantidad de conjuntos históricos como IFACH.

Los trabajos están permitiendo recuperar elementos de singular interés, como monedas que podrían corresponder a los reinados de Jaime I y Jaime II. Por otra parte las labores de limpieza y excavación en la muralla ha revelado hasta once torres defensivas a lo largo del perímetro amurallado dispuestas cada 2 metros mirando al Norte, Este y Oeste, en las zonas de mayor accesibilidad de la ladera.

El yacimiento se ha convertido en uno de los atractivos de mayor interés para el turismo de la zona. Cientos de personas han realizado ya visitas a las excavaciones a través de las excursiones guiadas organizadas por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Calp. Para Menéndez, quizás la posibilidad visitar un yacimiento arqueológico por dentro mientras se realizan las tareas de excavación, es uno de los factores que atraen a los visitantes.