24 de noviembre de 2020 24/11/20

Los colegios de Calp reciben este inicio de curso 1636 alumnos

    Los cuatro colegios públicos de Calp abrirán mañana, martes 8 de septiembre, las puertas de sus aulas a un total de 1636 escolares. Algunos menos que los que acogieron el pasado curso escolar ya que entonces las matrículas fueron de 1722 alumnos. Como es ya habitual, en todos los centros habrá para los más pequeños un período de adaptación de modo que la entrada a las aulas se hará escalonadamente, con el fin de que su ingreso en el colegio resulte fácil y agradable.

    El retorno a las clases de prevé normal y sin más incidentes que las habituales lágrimas de los más pequeños. En lo que respecta a instalaciones, se mantienen operativas todas las aulas que ya estaban funcionando el pasado año. Por otra parte las brigadas municipales de obra han llevado a cabo en las últimas semanas todas las reparaciones y puestas a punto que solicitaron las direcciones de los colegios.

    El descenso de las matrículas en este curso escolar afecta especialmente a los colegios Azorín y Gabriel Miró. El primero inicia el curso con 581 alumnos, frente a los 639 del pasado año. Y en el colegio Gabriel Miró éste curso los alumnos serán 495 mientras que el pasado año tuvo 533. El colegio José María Paternina prácticamente iguala el número de alumnos; serán 437 este año, sólo uno menos que el año pasado. Y sólo en el Colegio Oltá han crecido las matrículas, que pasan de las 111 del pasado curso a 123 este año lectivo.

    Otro dato significativo en este inicio de curso escolar viene dado por las preferencias lingüísticas generales del alumnado de preescolar y primaria. Este año se acentúa la tendencia advertida en cursos anteriores, de descenso de las matrículas generales en la llamada línea en valenciano. El programa PIL, Programa de Inmersió Lingüística, en el que todas las asignaturas se imparten en valenciano y se incorpora de forma paulatina a la enseñanza el castellano, ha registrado este curso 671 matrículas. Mientras tanto, las matrículas en el programa PIP, Programa de Integración Progresiva, es decir en el que las asignaturas se imparten en castellano y se introduce el valenciano, progresivamente, se elevan a 965. Esta tendencia se torna inversa en los colegios Gabriel Miró y José María Paternina. En el primero 264 alumnos han optado por la Línea de Inmersión Lingüística, frente a 231 que lo han hecho por la línea en castellano. En el Paternina hay 227 matrículas PIL, y 210 PIP.

    Subir