31 de marzo de 2020 31/3/20

Ultiman el equipamiento y amueblado del centro socio sanitario del Grao para su próxima inauguración

Ultiman el equipamiento y amueblado del centro socio sanitario del Grao para su próxima inauguración - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Ultiman el equipamiento y amueblado del centro socio sanitario del Grao para su próxima inauguración - (foto 2)
    Ultiman el equipamiento y amueblado del centro socio sanitario del Grao para su próxima inauguración - (foto 3)
    Ultiman el equipamiento y amueblado del centro socio sanitario del Grao para su próxima inauguración - (foto 4)
    Ultiman el equipamiento y amueblado del centro socio sanitario del Grao para su próxima inauguración - (foto 5)
    La empresa adjudicataria del nuevo centro socio sanitario del Grao de Burriana, financiado con cargo al Plan E, ultima las tareas de amueblado y equipamiento de este edificio antes de su inauguración, prevista en las próximas semanas.

    El alcalde, José Ramón Calpe y la concejal de Sanidad, Consuelo Suay –acompañados por el edil de Deportes, Enrique Safont- visitaron recientemente el inmueble, supervisaron los trabajos y recorrieron las diferentes estancias del mismo, tanto las destinadas a uso administrativo y social como las dependencias para usos sanitarios, a las que se trasladará el actual consultorio médico del Grao.

    El edificio, de una sola planta, ha sido diseñado por el arquitecto Antonio Viedma y se integra perfectamente en el entorno urbano y la zona verde contigua del sector residencial NPR-2. Los enormes ventanales le proporcionan una gran luminosidad en todos los espacios interiores, sobre todo en el enorme pasillo o sala de espera de consultas sanitarias, lo que supondrá un notable ahorro de energía. En el exterior, unas farolas con sistema de bajo consumo y una pequeña zona ajardinada resaltan la estética de este edificio.

    Además, el Ayuntamiento habilita una parcela colindante para zona de juegos deportivos, similar a la ubicada junto al edificio que comparten la Cofradía de Pescadores y la Tenencia de Alcaldía en la zona portuaria.

    Calpe, Suay y Safont valoraron en su visita la modernidad, amplitud, luminosidad y funcionalidad de este centro socio sanitario del Grao y confían en que beneficie las prestaciones sanitarias y los usos sociales y administrativos a todos los burrianenses, en especial a los residentes en el Grao.

    El inmueble separa de forma independiente los espacios destinados a usos sanitario y vecinal. En cuanto al primero, está dimensionado para dar respuesta al crecimiento de la población previsto para los próximos 20 o 30 años, “y podría convertirse en la tercera dotación asistencial de Burriana, ya que tiene capacidad para absorber a 7.000 pacientes de los actuales y futuros desarrollos urbanísticos durante todo el año”, explica la concejal de Sanidad, Consuelo Suay. Así, el centro socio sanitario del Grao completará el mapa de la atención primaria, ya que la ciudad ofrecerá a su población el actual centro de salud, el Centro Sanitario Integrado de Novenes -en fase de ejecución-, el consultorio del Puerto y esta nueva dotación en el Grao. Este pequeño centro de salud, con unos 360 metros cuadrados útiles, consta de dos salas médicas y una de enfermería, así como una de admisión, otra para esperas y una última para observación y cura.

    A través de un vestíbulo, toda esta parte sanitaria se comunica con la zona destinada a usos administrativos, que ocupa un tercio de la superficie del edificio, con una sala de reuniones, un despacho y un espacio para los vecinos, que podrá tener usos múltiples.

    El centro multifuncional se levanta sobre una parcela de 1.500 metros cuadrados, recayente a la calle Maestro Rodrigo y a un jardín público. El edificio es un inmueble de una sola planta, con una superficie aproximada de 600 metros cuadrados y un presupuesto de 850.000 euros.

     3 comentarios
    Joanet
    Joanet
    15/03/2010 05:03
    Ahorro energía

    Si, los grandes ventanales seguro que suponen un gran ahorro de energía... enorme!!! Todo ello si no tenemos en cuenta el aire acondicionado que habrá que "gastar" para que ese fantástico y luminoso pasillo no se convierta en un horno en los meses de verano, que es precisamente cuando más se utilizará el centro.

    Subir