1 de diciembre de 2020 1/12/20

Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana

Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana  - (foto 1)
    Galería de fotos
    Robo marcos cementerio
    Robo marcos cementerio
    MÁS FOTOS
    Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana  - (foto 2)
    Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana  - (foto 3)
    Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana  - (foto 4)
    Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana  - (foto 5)
    Sustraen más de veinte marcos de fotografías de las lápidas del cementerio municipal durante el fin de semana  - (foto 6)
    El cementerio municipal de Burriana ha sufrido el robo de alrededor de veinticinco marcos y fotos, adheridos a las lápidas. Algunos eran de oro, y otros simplemente dorados; aunque los cacos han seleccionado aquellos que pudieran contener el preciado metal.

    El último fin de semana de septiembre ya desapareció algún marco, pero ha sido este último cuando se han producido la mayoría de casos, siendo detectados tanto por los funcionarios que se encargan del cementerio, como por los familiares que lo visitan a diario. Es el caso de las hermanas Fuster, a las que les han quitado tres fotografías de sus abuelos y una hermana de su madre, que murió con nueve años. Ambas se han presentado hoy a medio día en el Ayuntamiento para hablar con el concejal delegado, Pedro Sancerni, que precisamente se encontraba en el camposanto haciendo una inspección de las lápidas afectadas. Más tarde ha podido atenderlas, y tal y como nos han relatado, le han pedido mayor vigilancia para que esta situación no se repita, puesto que fueron el viernes al cementerio, y todo estaba correcto, y “ha sido hoy cuando nos hemos dado cuenta” . “De mis abuelos es posible que encontremos fotos, pero de mi tía, que murió con nueve años, y la foto era la de la primera comunión, será más difícil. Eso es lo que más nos preocupa, porque a pesar de que los marcos eran de oro, porque así lo quiso mi abuela, eso se puede restituir, pero las fotos no”.

    Durante estos días empieza a producirse una mayor presencia, tanto de marmolistas lapideros, como de familiares, para que todo este a punto dentro de cuatro semanas, el día de Todos los Santos. Esta situación provoca que la indignación aún sea mayor entre los afectados, porque creen que no les dará tiempo de reparar los desperfectos, ya que muchas fotografías son esmaltadas, y su reposición requiere de un proceso más laborioso.

    La zona más perjudicada es la del cementerio antiguo, inaugurado en 1834. Más concretamente, en el lado derecho, detrás de los panteones. En el pasillo que enfronta ese lado derecho con los bloques C y D, hay varias fotografías arrancadas. También en el pasillo que hay detrás de la ermita del cementerio, entre los bloques F y E. En el lado izquierdo también hay un par de lápidas con desperfectos, aunque esta zona se ha visto menoscabada en menor medida. Por lo que se refiere al cementerio nuevo, hay varias laúdes con las fotografías arrebatadas en el pasillo interior del grupo de nichos construidos a dos alturas, donde está el ascensor. Se puede deducir, viendo las localizaciones, que han buscado las áreas más escondidas, evitando los pasillos con mayor visibilidad desde la entrada o los accesos principales. Tampoco se han cebado en una zona concreta, y han ido seleccionando marcos dorados de manera aleatoria, y bastante dispersa, para no llamar mucho la atención.

    Todos los nichos afectados se encuentran en primera o segunda fila, que son los de más fácil acceso. De las losas protegidas con cristal, sólo una de ellas se ha visto afectada, por la dificultad que entraña tener que abrir primero el marco de vidrio.

    El concejal delegado, Pedro Sancerni, que visita a diario las instalaciones, se ha mostrado preocupado por el valor sentimental de lo sustraído, y ha ordenado que se incremente la vigilancia por parte de los funcionarios que se ocupan del camposanto. Según ha informado, realizarán rondas asiduas, en bicicleta, para cubrir en el menor tiempo posible todo el recinto sagrado, en el que hay más de 14.000 nichos. También lo hará la policía local, con reconocimientos de apoyo. Asimismo, las inspecciones mensuales que los sepultureros realizan del estado de los enterramientos se van a realizar a diario, para comprobar que todo vuelve a la normalidad. El edil ha confirmado que ya ha solicitado un listado con los teléfonos de los propietarios o concesionarios de los nichos, para informarles personalmente de lo sucedido.

    Según las primeras estimaciones, los robos no se han producido de noche, sino dentro del horario invernal en el que está ahora abierto el cementerio, de 8 a 18 horas, de manera ininterrumpida, de lunes a domingo. Respecto al hecho de que haya sucedido en fin de semana, Sancerni ha valorado que los sábados y domingos es cuando más gente acude al cementerio, “pero resulta muy difícil saber qué hace una persona que se acerca a una lápida, a menos que su aspecto la delate”. En principio, ha añadido, las condiciones para los ladrones son más favorables entre semana, aunque no ahora, precisamente, debido a las obras de ampliación de nichos que se está llevando a cabo; a que hay más marmolistas finalizando trabajos, por la proximidad de Todos los Santos; y a que hay una brigada del paro agrícola realizando labores de mantenimiento.

    El concejal delegado ha indicado que se habían puesto en contacto con una empresa de Burriana que compra oro, por si acaso alguien fuera a venderles marcos de estas características.

    Hacia 15 años que no se producía un robo de fotografías en el cementerio de Burriana. En la madrugada del domingo 24 de septiembre de 1995, hubo un caso similar. La personas que acudieron ese día a visitar a sus familiares fueron las primeras en darse cuenta de que habían entrado a robar varios marcos de fotografías de las lápidas. El número de imágenes robadas sumó unas veinte, y fueron escogidas al azar, ya que las había de oro, pero también de acero inoxidable. Las sustracciones se produjeron, en su mayoría, en la parte nueva del cementerio. En aquella ocasión, los ladrones entraron saltando el muro que hay junto a la carretera de Almassora. El entonces concejal, Juan Bautista Sorolla, remitió una carta a las familias afectadas, lamentando los hechos. La Policía Local también efectuó una batida por los campos colindantes al cementerio, por si encontraban alguna de las fotografías robadas, sin obtener resultados. Todo el interés de los familiares se centraba, como sucede ahora, en recuperar las fotografías, por el valor sentimental, y por la dificultad a la hora de reproducirlas.

     22 comentarios
    charo
    charo
    10/10/2010 06:10
    no todos tenemos los mismos derechos

    El magnifico ayuntamiento de burriana,solo se preocupa de dos grupos, de gente,la clase adinerada para tenerlos contentos y la emigracion para consegir votos. Los pocos que seguimos trabajando y pagando impuestos,no tenemos derecho a nada ni tan siquiera a un paso de cebra. Situandote de espaldas a la puerta del polideportivo del camino artana ,tienes en la izquierda un paso pintado para facilitar el aczelo a las viviendas protejidas o" casi regaladas" otro paso pintado para cruzar al" parque "que han hecho ¡pero para que nosotros ò nuestros hijos puedan cruzar del poli al coche ò a la cera de enfrente no tenemos nada .¿ Para que ? si nosotros solo tenemos derecho a pagar y callar

    Subir