elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià
ENTREVISTA

Sofía Ellar, emprendimiento y talento hechos voz

Sofía Ellar, emprendimiento y talento hechos voz - (foto 1)
  • La cantante británica de origen español actúa este viernes en la décima edición del Arenal Sound. elperiodic.com la ha entrevistado con motivo de su estreno por todo lo alto en el festival

MÁS FOTOS
Sofía Ellar, emprendimiento y talento hechos voz - (foto 2)
Sofía Ellar, emprendimiento y talento hechos voz - (foto 3)
Sofía Ellar, emprendimiento y talento hechos voz - (foto 4)

Si hubiera que poner un ejemplo de emprendimiento femenino en el mundo de la música, Sofía Ellar sería una de las primeras figuras en saltar en nuestra mente. Con tan solo 25 años, ha sacado adelante un gran proyecto musical, cosechando éxitos con ‘Seis Peniques’ hace un año y ahora con ‘Nota en Do’. Todo esto de forma autónoma, independiente y con la naturalidad que la caracteriza.

Sofía Ellar se presenta a lo grande este viernes en la décima edición del Arenal Sound. Con motivo de su actuación, elperiodic.com ha querido charlar con ella para que nos cuente cómo ha logrado llegar donde está, cómo se presenta su actuación en Burriana y cuáles son sus próximos proyectos. Aquí os dejamos la entrevista:

¿Cómo empezaste profesionalmente en el mundo de la música?

Es una historia curiosa que lejos tiene que ver a priori con la música. Yo estudie administración de empresas y decidí hacer mi trabajo de final de grado sobre mi yo artista, es decir, hacer un modelo de negocio para sacar adelante un proyecto musical. Ya que iba a estar seis meses con el proyecto, quise que fuera sobre algo que me ilusionara así que empecé a escribirlo, a leer mucho, a reunirme con gente influyente y a redactarlo. Todo esto en un hipotético caso porque aunque siempre he compuesto canciones y me ha encantado cantar, no me veía como una figura pública. Pero una cosa llevo a la otra y al verme con el trabajo de fin de grado terminado, me lancé a intentarlo. Entonces hice un análisis financiero de lo que yo necesitaría para poder sacar un primer disco de manera chapucera.

¡Y aquí estás hoy!

Pues si. Lo cierto es que conseguimos recuperar la inversión en cuestión de seis meses, mucho menos de lo que había planteado en mi escenario financiero positivo. Fue muy divertido y es muy bonito cómo comenzó el sueño hasta hacerse realidad.

¿Cuándo nació tu pasión por la música?

Yo creo que empecé a cantar incluso antes de poder hablar. Los domingo organizaba en casa teatros musicales e incluso cobraba entrada, a mis padres les tenía fritos. En casa siempre nos fomentaron que tuviéramos un hobby y le di una oportunidad a la música. Luego a los doce años empecé a componer y también iba a clases de guitarra. Entonces me dije ‘si me gusta escribir poemas, toco la guitarra y me encanta cantar, si juntamos las tres cosas puede ser un cóctel mólotov’. Así que de adolescente, con mis canciones escritas, iba al garito de algún amigo de Madrid, te contrataba por 50 euros, ibas ahí a tocar y a penas te escuchaba nadie. Los comienzos son duros pero no hay que olvidarlos.

Y, viéndolo con retrospectiva, ¿Cómo valoras este extraordinario ascenso?

Primero, soy muy afortunada porque creo que he estado en el lugar y en el momento adecuado. Además, las redes sociales han sido un gran impulso. Recuerdo cuando instagram era todavía nuevo, me frenaba que la plataforma era muy visual, muy enfocado a la moda y con videos que tenían que durar quince segundos. Era un reto para mi porque tenía que enganchar a la gente en ese tiempo.

Creo que la suerte es un factor del que no puedo renegar, lo digo con toda la confianza y naturalidad de mundo porque hay muchos artistas que pueden tener un registro mucho mayor y saber mucho más. Pero la música es un mundo en el que aunque tengas todo el conocimiento para triunfar, siempre hay una fórmula secreta que nadie sabe en el que hay un factor suerte por el que estoy tremendamente agradecida.

Has comentado la palabra naturalidad, ese es precisamente uno de los adjetivos que mejor describen a Sofía Ellar y uno de los motivos por el que la gente te quiere tanto.

Bueno, cuando me abrí la cuenta y empecé desde cero con siete seguidores, hacía ensayo y error con todo: cantaba en inglés, en español… los likes trascienden a estadística pura y dura, que es lo que la gente quiere ver de ti. Y de lo que me di cuenta es que cuando iba de diva no tenía tantos likes como cuando estaba con mis pelos hippies, mi gato y mi guitarra, es decir, exactamente como soy. 

Además, creo que los tiempos han cambiado y que el cliente o el público necesita -y exige- un contacto cercano. Ver que Sofía come las mismas galletas que yo cuando me levanto o las moja como yo… es una tontería pero se tiende a deshumanizar tanto que llegamos a olvidar que todos somos personas.

¿Cómo se presenta agosto?

Con muchas ganas de arrancar todo el trallazo de conciertos que se presentan este mes. Vengo muy cañera y tenemos todos los fines de semana conciertos.

El próximo el Arenal Sound…

Pues si y tenemos muchas ganas. Hacerse un hueco en los festivales cuesta, más siendo artista independiente. Pero cuando vas viendo cada pequeño logro, mola mucho. Además, compartes escenarios con artistas tan tremendamente consolidados y que admiro mucho. De hecho, al terminar el concierto nos vamos a poder quedar un rato, podré ver tocar a Zahara a quien admiro y podré fijarme en cómo se desenvuelven el resto de artistas en los shows. Es una bonita manera de hacer los deberes y fijarte en lo bueno que tienen los demás.

¿Un último mensaje para los ‘sounders’? Invítales a que estén ahí en primera fila esta tarde.

En primera, en segunda o tercera. Da igual porque voy a liarla como me gusta. En un festival tienes el temporizador puesto porque tienes que ceñirte a los timings pero da tiempo a hacer de todo y lograr ese mix de sensaciones, desde emocionarte con una balada a pegar brincos. Todo esto lo vamos a dar en el Arenal Sound.

Sofía Ellar estará rodando por España las próximas semanas y meses. Una de sus actuaciones más esperadas es la que tendrá lugar el próximo 17 de octubre en el Wizink Center de Madrid.

Subir