4 de diciembre de 2020 4/12/20

El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia

El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia - (foto 2)
    El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia - (foto 3)
    El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia - (foto 4)
    El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia - (foto 5)
    El sector pesquero de Burriana no ve futuro si no les autorizan a faenar a partir de las tres millas de la costa en aguas de Valencia - (foto 6)

    El sector pesquero de Burriana ve muy negro su futuro si no se amplia a la provincia de Valencia la norma que permite pescar todo el año a partir de las tres millas náuticas de distancia a la costa, independientemente de los fondos. La Orden APA/1074/2007 de 19 de abril de 2007 estableció una excepción entre el paralelo del Cabo de Tortosa y el paralelo de Almenara, y que por lo tanto afecta a toda la provincia de Castellón, para que se pueda pescar a partir de las tres millas. Sin embargo, la normativa estatal, a través del Real Decreto 1440/1999, regula que, con carácter general, el ejercicio de la pesca con arte de arrastre de fondo en el caladero nacional del Mediterráneo sólo podrá ejercerse en fondos superiores a 50 metros. Esa normativa es la que se aplica en Valencia, y para alcanzar esa profundidad es necesario situarse a 5 o 6 millas de la costa.

    La excepción entre Tortosa y Almenara se justificó en la especial orografía, condicionada por el Delta del Ebro, con una importante plataforma continental que obligaba a los buques de arrastre a desplazarse a grandes distancias para alcanzar los fondos permitidos en la legislación.

    Históricamente, las embarcaciones de Burriana empiezan a faenar en aguas de Castellón con el primer lance, que es el período de tiempo que comprende desde que se echa el arte a la mar hasta el momento de subirlo a bordo, pero enseguida, en menos de media hora, se meten en aguas de Valencia, por lo que prácticamente pasan toda la jornada en estas aguas, donde han de ir obligatoriamente a buscar los 50 metros de profundidad más allá de las cinco millas de la costa.

    Algo que en principio sorprende, es cómo en media hora están en aguas de Valencia si éstas empiezan en el paralelo de Almenara. El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores, Juan Bautista Borja, y varios armadores, nos explicaban que el paralelo parte desde la costa en Almenara, pero, como el ecuador, va perfectamente enfilado hacia el este. Sin embargo, nuestra costa, por la orografía, y la inclinación de la península ibérica, tiene dirección sureste, por lo que partiendo desde Burriana, perpendicular a la costa, al poco tiempo te metes en aguas de Valencia, pues la línea imaginaria del paralelo pasa en diagonal hacia la salida del sol, que sale justo por el este. Tanto es así que Les Columbretes, que tienen como punto más cercano a Oropesa, por bien poco no están en aguas de Valencia, por debajo del paralelo de Almenara. “Resulta difícil de explicar para los que no lo conocen, pero esta circunstancia hace que el puerto pesquero de Burriana no tenga mar propio donde poder faenar”, lamentaban.

    Las embarcaciones de Burriana no van hacia Castellón porque es una zona saturada por las embarcaciones de los puertos pesqueros situados más al norte. Siempre han ido hacia el sur; pero se encuentran con que para poder hacerlo se ven obligados a irse a mayor distancia, lo cual implica más gasoil y una hora más de navegación.

    Pero eso no es todo, pues en el tránsito de las tres millas de Castellón, a las más de cinco de Valencia, son sistemáticamente denunciados, hasta el punto de que hay embarcaciones que acumulan más de 50.000 euros de multas.

    Desde Burriana, explicaba Borja, se quiere hacer un llamamiento para que sencillamente se aplique la norma de la Unión Europea que establece que queda prohibido el uso de artes remolcadas a menos de 3 millas náuticas de la costa o antes de la isóbata de 50 metros, cuando esta profundidad se alcance a una distancia menor de la costa, - “pero no mayor, como es el caso” -. Para los pescadores de Burriana no tiene sentido que en provincias de la Comunidad Valenciana se estén aplicando normas distintas. Es por ello que apelan a los representantes del sector, y a los poderes públicos, como el Ayuntamiento y la Generalitat Valenciana, para que soliciten formalmente al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino un cambio normativo como el que ya se produjo en el año 2007.

    De lo contrario, auguran, la pesca de arrastre en Burriana desaparecerá, pues cada vez son más las embarcaciones de este puerto pesquero que se venden con destino a otras flotas, como Vinarós o Peñíscola, donde este sector primario sigue creciendo, a diferencia de lo que ocurre en Burriana.

     12 comentarios
    serratella
    serratella
    01/05/2010 01:05
    Al 77.230.174

    Eres al mismo tiempo calisgu, yo4 y fraile; por un momento pensaba que Aparisi tenía unos cuantos seguidoes pero ya he visto que es una sola persona con varios nombres distintos. DE PENA

    Subir