5 de diciembre de 2020 5/12/20

La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes

La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 1)
  • Las representantes de la comisión en el próximo 2010 pasan el día en Valencia y visitan el Muvim, el Gulliver y el cauce del Turia

MÁS FOTOS
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 2)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 3)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 4)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 5)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 6)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 7)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 8)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 9)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 10)
La Ravalera convoca una convivencia entre sus representantes - (foto 11)
Desde la comisión de la falla La Ravalera y en un intento de promover el buen ambiente entre las jóvenes y niños que los representarán durante el próximo año se organizó una convivencia en Valencia para el sábado 27 de junio.

A pesar de que todos los pronósticos apuntaban un año complicado a esta comisión no le ha afectado la crisis de falleras puesto que a mes de junio ya cuentan con una buena representación. Como corte de honor infantil cuentan con dos parejitas, Rubén y Adriana, y Melani y Alejandro; la corte de honor mayor la forman cuatro jóvenes falleras, Mª Carmen, Sara, Alba y Anaís. Los puestos centrales de la representación serán ocupados en el cargo de fallera mayor infantil, por Laura Jiménez, y en el de fallera mayor, por Carla Robles.

La convivencia fue sin duda todo un éxito puesto que todos los representantes pasaron un día fantástico visitando diferentes lugares de la capital autonómica. En primer lugar el grupo acudió al Muvim, el museo valenciano de la ilustración y la modernidad, donde pudieron participar de su particular “exposición” permanente. La siguiente parada fue el parque de Gulliver, en el cauce del rio Turia, en donde sobretodo los niños disfrutaron a lo grande tirándose por los toboganes. Después de comer, y mientras las mayores charlaban animadamente, los niños realizaron una vuelta en un ciclo de paseo por los jardines del río. Para terminar la tarde pasearon todos juntos al tiempo que realizaron una sesión de fotos para la posteridad.

Subir