24 de septiembre de 2020 24/9/20

El polígono de la Variante se queda desierto evidenciando que en estos momentos no hay interés por desarrollar suelo industrial

El polígono de la Variante se queda desierto evidenciando que en estos momentos no hay interés por desarrollar suelo industrial - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El polígono de la Variante se queda desierto evidenciando que en estos momentos no hay interés por desarrollar suelo industrial - (foto 2)

    El pleno que se celebrará mañana declarará desierto el concurso de selección y adjudicación del Programa de Actuación Integrada para el desarrollo del  Sector industrial NPI-5, también conocido como polígono de la Variante. Esta circunstancia sucede después de que recientemente ya quedara desierto el concurso para la adjudicación de las unidades D-1, D-2 y D-4 situadas junto a la carretera de Nules. Todas estas unidades de ejecución, ubicadas en un mismo ámbito, suman 425.344 m² entre el margen izquierdo de la carretera de Nules, en dirección a Burriana, y la variante de la CV-18.

    El mensaje, después de dos convocatorias desiertas, no puede ser más claro: en la actual situación económica a nadie le interesa promover suelo industrial en la ciudad de Burriana.

    El equipo de Gobierno pretendía triplicar en esta legislatura el número de metros cuadrados de suelo industrial después de haber urbanizado diversas unidades de ejecución en la carretera de Nules y el polígono de Carabona. Hasta la fecha el suelo industrial consolidado a través de diferentes programas urbanísticos es de 638.734 m², a los que debían unirse en estos cuatro años el polígono Llombai-Monges con 508.638 m², cuya tramitación fue anulada por los tribunales cuando ya estaban a punto de iniciarse las obras y se habían puesto al cobro las primeras cuotas de urbanización, así como la D-1, D-2, D-4 y NPI-5, que iba a ser el cuarto gran polígono, después del de la carretera de Nules, Carabona y Llombai-Monges, con 425.344 m².

    Todavía existe un quinto polígono, que es el más grande. El 31 de enero de 2006 se adjudicó a Foconsa el Parque Empresarial de la carretera de Vila-real que ocupa 1.047.000 metros. Este PAI cuenta con la ventaja de que ya es suelo industrial, y no requiere de recalificación, puesto que ya lo hizo el Ayuntamiento en 1999, por lo que a todos los efectos es suelo urbano industrial; de hecho los propietarios de los huertos de este sector pagan contribución urbana desde hace casi diez años. En total hay proyectados en Burriana 2.619.779 metros de suelo industrial, que de momento no parecen interesar a nadie.

    Un tema colateral con el desarrollo de las unidades D-1, D-2, D-4 y NPI-5 es que a través de su desarrollo debe urbanizarse la avenida que conectará la avenida del Transporte con la Variante de la CV-18, cerrando así el anillo de circunvalación de la ciudad por el suroeste.

     

    Subir