17 de febrero de 2020 17/2/20

Los menores, protagonistas en el encierro infantil

Los menores, protagonistas en el encierro infantil - (foto 1)
  • Por la noche carretones embolados para los niños

Galería de fotos
Misericordia 2010 - Encierro Infantil
Misericordia 2010 - Encierro Infantil
Galería de fotos
Misericordia 2010 - Carretons embolats 11-9
Misericordia 2010 - Carretons embolats 11-9
MÁS FOTOS
Los menores, protagonistas en el encierro infantil - (foto 2)
En la mañana de ayer llegaba el turno en el ruedo a los más pequeños que como cada año acudían en masa a su particular cita taurina. Sonaban pues los cohetes que marcaban el inicio de su particular encierro y comenzaban a bajar los carretones por la calle Mayor, simulacro de encierro que repitió hasta en tres ocasiones para disfrute de los niños que corrían con una sensación entre miedo y diversión reflejada claramente en sus rostros.

Seguidamente, los carretones de Bous al Carrer han protagonizado una suelta de toros en miniatura dejando al objetivo bonitas imágenes de futuras figuras del recorte de la provincia. Los padres que en la mayoría de los casos intentaban permanecer en un segundo plano, observaban las proezas de sus hijos y en ocasiones incluso compartían con los niños algún quiebro o les animaban a disfrutar de los carretones.

Como no podía ser de otro modo, siguió la jornada con un concurso de recortes para el cual había que animar a los menores ya que, aunque los carretones no sean toros de verdad, les imponían el mismo respeto. Tras la participación de todos los menores allí congregados y que los presentes hubiéramos podido disfrutar de cómicos y entrañables momentos desde la organización del encierro infantil se lanzaron caramelos y chucherías para los niños que se apresuraron en recoger todo lo que cabía en sus pequeñas manos.

Por la noche se repitió la estampa pero esta vez con una particularidad añadida: se pretendió simular el popular encierro de toros embolados que se está afianzando en el programa de fiestas patronales. Así pues, minutos antes de la embolada propiamente dicha del astado de la noche, pudimos ver correr a los niños delante de los carretones que visto el fuego que tenían en los simulados pitones mantenían la distancia para no dañar a los niños. Sin duda un espectáculo muy divertido que los niños disfrutaron al máximo y que a buen seguro se siga repitiendo muchos años más dada la gran aceptación que tiene entre los menores.

Misericordia 2010

Misericordia 2010Entrar en el especial
Subir