24 de noviembre de 2020 24/11/20

El Juzgado da la razón al Ayuntamiento contra la sanción de Costas por no haber retirado la solera de hormigón de los chiringuitos

El Juzgado da la razón al Ayuntamiento contra la sanción de Costas por no haber retirado la solera de hormigón de los chiringuitos - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Juzgado da la razón al Ayuntamiento contra la sanción de Costas por no haber retirado la solera de hormigón de los chiringuitos - (foto 2)
    El Juzgado da la razón al Ayuntamiento contra la sanción de Costas por no haber retirado la solera de hormigón de los chiringuitos - (foto 3)

    El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 1 de Castellón ha estimado el recurso contencioso-administrativo seguido a instancia del Ayuntamiento de Burriana contra el Servicio Provincial de Costas de Castellón por el que se impugnaba una sanción de dicho organismo por importe de 7.374,25 euros.

    El Servicio Provincial de Costas, en resolución de 8 de mayo de 2008, impuso una sanción de multa por importe de 7.374,25 euros al Ayuntamiento de Burriana por infringir la normativa de Costas. Los hechos que se le imputaban consistían en la ocupación sin título habilitante de restos de instalaciones de temporada, no restaurados, situados en el dominio público marítimo terrestre, correspondientes a varios chiringuitos de los que se instalan en la zona del antiguo camping del Arenal. Cabe aclarar que estos locales se montan parte en terrenos municipales y parte en la zona de dominio público por coincidir con la demarcación de la línea marítimo terrestre.

    Costas sancionaba al Ayuntamiento por haber dejado, tras la conclusión de la temporada 2007, unas plataformas de hormigón con un espesor medio de 10 centímetros, cuando la autorización concedida exigía que se levantaran todas las instalaciones, para restaurar al completo la realidad física alterada.

    La Magistrado-Juez estima con relación a este caso que por un lado resulta claro que el condicionante impuesto en el título de autorización de ocupación temporal no comprendía otra obligación que la de reponer las cosas a su estado primitivo, esto es, a su estado anterior al otorgamiento del título temporal para el ejercicio 2007, aunque en ningún caso a situaciones anteriores, respecto de las que no se concreta fecha, habiendo quedado probado que las soleras de hormigón existían ya muchos años atrás – más de un lustro –, por lo que el Ayuntamiento no tenía obligación, según dicho título, de retirarlas.

    El fallo añade que no existe prueba alguna de que las soleras de hormigón que ocupan superficie del dominio público marítimo terrestre hayan sido ejecutadas por el Ayuntamiento o a su instancia, ni que lo fueran por terceros concesionarios de instalaciones en temporadas anteriores; es más, agrega, aún cuando se admitiera que fueron ejecutadas por aquellos concesionarios, desconocemos el contenido de la autorización de la temporada 2000 o 2001 a que al parecer se remonta la ejecución de tales soleras, y si entonces se permitía la ejecución de estructuras de cimentación, como así parece ser, y si se exigía o no su retirada, bajo la responsabilidad del Ayuntamiento o directamente de los concesionarios; es por ello que tampoco está probado en primer lugar que sea el Ayuntamiento el ocupante, y en segundo que la ocupación mencionada carezca de título, pues este puede derivar de la autorización anterior.

    Con esta resolución, contra la que no cabe recurso, el Ayuntamiento de Burriana evita tener que pagar la sanción; sin embargo, por decisión municipal, la solera de hormigón se retiró a principios del pasado mes de abril, por lo que los tres Chiringuitos que este año se han instalado en la zona del antiguo camping han tenido que realizar una mayor inversión instalando un suelo desmontable que deberán retirar al finalizar la presente temporada. Cabe destacar que los que se montan dentro de la arena siempre han instalado suelo de madera.

     3 comentarios
    pepe
    pepe
    17/07/2010 02:07
    es lo que hay

    tienes casi toda la razon pero los que destruyen el empleo son los cuatro sinverguenza descarados que tienen a los trabajadores sin darles de alta.y en burriana de esos hay unos cuantos pero las multas son de risa.

    Subir