23 de noviembre de 2020 23/11/20

Huevos y macetas por la ventana: Un vecino de Burriana pone en jaque a un bloque de viviendas

Huevos y macetas por la ventana: Un vecino de Burriana pone en jaque a un bloque de viviendas - (foto 1)
  • Los vecinos denuncian que llevan alertando de la situación desde hace mucho tiempo y piden que se interne a esta persona con enfermedad mental

MÁS FOTOS
Huevos y macetas por la ventana: Un vecino de Burriana pone en jaque a un bloque de viviendas - (foto 2)
Huevos y macetas por la ventana: Un vecino de Burriana pone en jaque a un bloque de viviendas - (foto 3)

Los vecinos de la calle Virgen de la Cabeza de Burriana viven con preocupación y miedo. Un vecino de la zona con una enfermedad mental se dedica a lanzar desde su ventana huevos, latas o incluso macetas cada vez que tiene una recaída.

Las familias que viven en esta calle han avisado a la Policía Local y a los servicios sociales en multitud de ocasiones pero los episodios vuelven a repetirse: “Llamamos a la Policía y viene pero no pueden hacer más”, nos relata uno de los vecinos.

El último incidente fue la semana pasada, cuando este hombre lanzó desde el quinto piso en el que vive una caja llena de huevos. Los vecinos temen que en uno de estas recaídas pase alguien por la calle y pueda ser golpeado: “Un día pasará una desgracia, tenemos realmente miedo”, relata otra vecina que denuncia, además, que se dio aviso a Vía Pública y todavía no han pasado a limpiar los restos de lo que lanzó y que está generando ya fuerte hedor. Y de esto ha pasado más de una semana.

Este hombre vive solo y, aunque ha sido internado en otras ocasiones en las que ha tenido un episodio grave, al tiempo vuelve a salir. Los vecinos piden que se dé una solución definitiva. El problema, explican fuentes expertas consultadas por este digital, son los pasos administrativos y la gran burocracia que generan estas situaciones.

Para empezar, los Servicios Sociales del Ayuntamiento poco pueden hacer, más que dar aviso a Sanidad, que es quien tiene la competencia y, por tanto, la última palabra para valorar y ordenar el internamiento de esta personas: “En el hospital suelen estar entre 15 o 20 días desde el brote y vuelven a salir. Hay casos complejos de gente que abandona el tratamiento o viven solos y se debe derivar a Salud Mental de su centro de salud”.

Además, los recursos ahora mismo son insuficientes ya que los centros de salud están saturados debido a la situación sanitaria. A esto hay que sumar el problema de base de insuficientes recursos humanos para atender este tipo de personas: “Hay dos psiquiatras y un psicólogo para toda la población de Burriana”.

Mientras desde las administraciones competentes no ponen solución a este problema, los días van pasando y los vecinos se levantan cada mañana esperando que ese día su vecino no vuelva a tener una recaída.

 

Subir