29 de noviembre de 2020 29/11/20

La familia del Cardenal Tarancón baraja donar su legado fuera de Burriana dado que sigue sin abrirse el museo dedicado al insigne prelado, terminado en 2001

La familia del Cardenal Tarancón baraja donar su legado fuera de Burriana dado que sigue sin abrirse el museo dedicado al insigne prelado, terminado en 2001 - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La familia del Cardenal Tarancón baraja donar su legado fuera de Burriana dado que sigue sin abrirse el museo dedicado al insigne prelado, terminado en 2001 - (foto 2)
    La familia del Cardenal Tarancón baraja donar su legado fuera de Burriana dado que sigue sin abrirse el museo dedicado al insigne prelado, terminado en 2001 - (foto 3)

    La familia del Cardenal Tarancón baraja donar fuera de Burriana el legado dejado por el prelado a su ciudad natal después de que haya pasado más de una década sin que se haya cumplido el compromiso de abrir el museo dedicado a su figura, pese a que el edificio está terminado desde hace nueve años. Precisamente hoy, el monje de Montserrat, Josep Miquel Bausset, afirmaba en un artículo de opinión que “es realmente una lástima que el archivo del Cardenal Tarancón, el eclesiástico más relevante que ha tenido la iglesia valenciana y la española en todo el siglo XX, no esté ya catalogada y depositada en un museo para el estudio y consulta de los historiadores”. “¿Cómo es posible, se cuestionaba el monje benedictino, que la Generalitat Valenciana, los obispados de Segorbe-Castellón, Tortosa, Orihuela-Alicante y Valencia, además de la Diputación de Castellón y los Ayuntamientos de Burriana, Vila-real y Vinarós, junto con los familiares del cardenal, no hayan constituido ya la Fundación Cardenal Tarancón?”.

    La familia del Cardenal, a través de su sobrino, Juan José Enrique, ha confirmado a este periódico que a la vista de que no se avanza, pese al acuerdo que se adoptó hace 14 años, están barajando otras alternativas, aunque no ha querido concretar cuáles. La familia retiró lo que Tarancón donó a la iglesia de El Salvador el pasado mes de junio, ante la falta de compromisos claros, y según comentarios el legado podría terminar yendo a parar al monasterio de Montserrat pues sus monjes son quienes más y mejor han reivindicado su figura y su espíritu conciliador.

    El edificio donde debería albergarse el museo está ocupado en estos momentos por las oficinas parroquiales, hasta que se construya la nueva casa abadía. El inmueble es de la iglesia, pues se construyó sobre la casa de la calle Barranquet que era propiedad del sacerdote de la parroquia, Francisco Llopis Daudí – mosén Francisquet –. Cuando falleció continuaron viviendo en la casa sus sobrinas Josefa, Mercedes y María Mingarro Llopis, quienes tras morir legaron a la iglesia la casa. Pero la vivienda fue derruida en su totalidad y la Diputación Provincial y el Ayuntamiento invirtieron 230.000 euros para levantar el museo, terminado en 2001.

    El concejal de cultura de Burriana, Enrique Safont, ha explicado que hace tres semanas él y el alcalde, José Ramón Calpe, se volvieron a reunir con el párroco de la iglesia, Pedro Cid, para tratar sobre este asunto y sobre la necesidad de que esté abierta la puerta que da acceso al patio abadial para que pueda contemplarse la restauración del ábside gótico. En este sentido avanzó que el tema del museo, dado que el inmueble está ocupado por las dependencias parroquiales, va unido a la construcción de la nueva casa abadía, cuyos permisos por parte de la Dirección General de Patrimonio esperan recibirlos en breve para iniciar las obras.

    El concejal de cultura ha querido aclarar que pese al empeño y que el edificio lo sufragó íntegramente el Ayuntamiento y la Diputación, el museo es de la iglesia, por lo que ha de ser la diócesis la que elabore el proyecto museístico.
     19 comentarios
    elsabut
    elsabut
    02/03/2010 08:03
    santi

    aver si la culpa la tienes tu que quiere decir no mareis yo opino lo que quiero por eso es libre opinar y tu no eres nadie para censurar primero mirate tu

    Subir