29 de septiembre de 2020 29/9/20

Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro

Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 2)
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 3)
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 4)
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 5)
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 6)
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 7)
    Enrique Safont se traslada a Madrid para recoger los muebles donados por la familia Chicharro - (foto 8)

    A la vieja usanza, cuando los cargos municipales eran sobre todo vocacionales, el concejal de cultura de Burriana, Enrique Safont, se trasladó ayer a Madrid, con una furgoneta de la Vía Pública, acompañado por un funcionario municipal, para recoger in situ los muebles del despacho personal de Jaime Chicharro Sánchez-Guió, donados por sus nietos, Jaime Chicharro Ortega y Lamamie de Clairac y Rosa María Chicharro Camilleri, para que pasen a engrosar el patrimonio municipal.

    Chicharro, cuya estatua preside el centro de Burriana, en lugar privilegiado, que otras ciudades han reservado a Jaume I, fue considerado poco menos que una divinidad tras conseguir como diputado por el distrito de Nules que se incluyeran en los presupuestos del Estado las obras del puerto de Burriana. Una infraestructura que llegó después de más de setenta años cargando las naranjas a mar abierto en el Grao, y que tenía como principal impedimento la presencia de otro puerto, a menos de 14 kilómetros, como era el de Castellón.

    Nació en Torralba de Calatrava, provincia de Ciudad Real, el 22 de agosto de 1889, en el seno de una familia de fuertes convicciones carlistas y católicas.  Estudió en el colegio de los Jesuitas en Madrid, y posteriormente cursó los estudios de Derecho en la Universidad de Deusto de Bilbao, y la de Filosofía y Letras en la Universidad Central, que más tarde tomaría el nombre de Universidad Complutense de Madrid. Contrajo matrimonio con Dolores Lamamié de Clairac, con quien fijaría su residencia en las Alquerías del Niño Perdido - en la finca La Salmantina -, y con la que tendría trece hijos. En 1919 fue elegido Diputado a Cortes por el distrito de Nules. Es en esos momentos cuando consiguió reiniciar el expediente de la construcción del puerto en 1920. Una de las causas que se había esgrimido para retrasar la construcción del puerto era la existencia de otro muy cercano en Castellón; pese a ello, y como favor personal, el Ministro de Obras Públicas se pasó por alto el informe desfavorable y aprobó un nuevo proyecto que Chicharro mandó elaborar. Un año más tarde se publicó una Real Orden aprobando el proyecto del puerto. Su inclusión en los presupuestos estatales dio el empuje definitivo a esta infraestructura tantos años demandada. Las gestiones de Chicharro fueron un éxito, y a ello contribuyó el hecho de que el Gobierno de la nación estuviera compuesto en su mayoría por miembros del partido conservador al que pertenecía. El 30 de abril de 1920 el Ayuntamiento lo declaró hijo adoptivo, y el 2 de Mayo, a su regreso de Madrid, se le dispensó un gran recibimiento, levantando arcos triunfales en su honor. Murió el 13 de enero de 1934 en el Sanatorio de Guadarrama (Madrid).

    El 2 de septiembre de 1961, sus restos mortales fueron trasladados a un bello panteón en el cementerio de Burriana, que promovió una Comisión Pro-Monumento a Chicharro, que también encargó al escultor Octavio Vicent la figura que todavía hoy preside el jardín de El Pla. Junto a él están las cenizas de su hijo, José Chicharro Lamamié de Clairac, que murió el 16 de julio de 2006, a los 90 años de edad, y que fue Subgobernador de Bata en Guinea Ecuatorial; su hijo Jaime, General de Brigada del ejercito; y su esposa Dolores Lamamie de Clairac Romero y Bermúdez de Castro.

    “La triunfal entrada del señor Chicharro en Burriana, narraba Rafael Solá en Heraldo de Castellón, tras el recibimiento a Chicharro el 2 de mayo de 1920, supera a todo cuanto pueda decirse. Casi no exageramos si decimos que ha sido parecida a la entrada de César en Roma después de la batalla de las Termópilas. Y con esto nos parece queda hecho su mejor elogio. (…) Puesta en marcha a paso muy lento la manifestación, aquella ola de cariño, el señor Chicharro hasta su llegada a la Casa Capitular, que fue dadas ya las cinco y media, pasó triunfalmente entre vítores y aplausos por debajo de los mejores arcos dedicados a él por el Ayuntamiento, Sociedad Fuentes, “Unión Comercial Burrianense” (este a juicio de todos el más artístico, confeccionado por el laureado pintor castellonense Vicente Castells), Unión Obrera, Círculo Frutero (también muy artístico), don Manuel Ballester (figurando un gran palco ocupado por hermosas señoritas vestidas de labradoras y manolas que arrojaron flores al señor Chicharro y en cuyo palco estaba también la reputada banda “La Filarmónica”, de Vall de Uxó, que dirige don Joaquín Rambla, interpretando lo mejor de su repertorio), Centro Republicano, “Filarmónica Burrianense”, Casino Burrianense, Sociedad de Marineros (con una barca auténtica izada la vela, desde la cual lindas muchachas echáronle flores y unas hojitas con versos), Sindicato de Policía Rural, Unión Patronal, La Peña Amarilla, Peña Humor y Alegría, Sindicato de Riegos, Protectora Agrícola, Casino de Cazadores (aquí echaron palomos al celoso diputado) y Círculo de la Agricultura. Todos los balcones de la carrera que siguió la manifestación estaban cuajados de hermosas mujeres que aplaudían con más entusiasmo, aún, si cabe, que los hombres, y no sólo los balcones del itinerario, sino todos los del pueblo, lucían sus colgaduras de gala”.

     9 comentarios
    Economista
    Economista
    19/02/2009 05:02
    Es historia

    El día 23 de Abril de 1917 y ante el alcalde D.José Daudí Agramunt, se nombraron cuatro comisiones para la construcción del puerto ,informativa,financiera,contributiva,y de redacción de escritura, que estarían bajo su supervisión, actuando auxiliares del Ayuntamiento en las labores preliminares al inicio de la construcción. Estas comisiones estan la forman por apellidos conocidos de Burriana.

    Subir