23 de febrero de 2020 23/2/20

Más de 130 embarazadas de Burriana preparan su parto con ejercicios acuáticos

Más de 130 embarazadas de Burriana preparan su parto con ejercicios acuáticos - (foto 1)
  • Teresa de Rojas destaca los beneficios del ejercicio físico controlado por las matronas y agradece la colaboración con la Piscina Municipal

  • La matronatación se ofrece a las gestantes a partir del segundo trimestre de embarazo y se realiza en sesiones semanales de 50 minutos

MÁS FOTOS
Más de 130 embarazadas de Burriana preparan su parto con ejercicios acuáticos - (foto 2)

Un total de 136 mujeres embarazadas han preparado durante este último año su parto con ejercicios acuáticos a través de las sesiones de matronatación que ofrecen las matronas de los dos centros de salud de Burriana. Teresa de Rojas, directora general de Ordenación, Evaluación, Investigación, Calidad y Atención al Paciente de la Conselleria de Sanitat, ha asistido hoy a esta actividad y ha destacado los “beneficios del ejercicio físico en el agua para las futuras madres, ya que les permite controlar los grados de fortaleza y distensión y manejar la respiración, lo que, entre otros aspectos, les será de mucha utilidad durante el proceso del parto”.

La actividad de matronatación se ofrece a las mujeres gestantes a partir del segundo trimestre de embarazo a través de las consultas de matrona de los centros de salud Burriana I y CSI Burriana II y, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Burriana que cede el uso de la piscina municipal. En este sentido, de Rojas ha agradecido la participación y coordinación de la concejalía de Sanidad y del Servei Municipal d’Esports con el personal sanitario de la Conselleria para poder desarrollar este programa de forma totalmente gratuito para las futuras madres.

Ejercicio físico acorde a sus necesidades

La matronatación está impartida por las matronas de Burriana y se desarrolla en sesiones semanales de 50 minutos de duración que se estructuran en dos partes. Una primera parte se dedica a ejercicios generales en la piscina de profundidad mixta, mientras que la segunda parte se realiza en piscina poco profunda. La sesión finaliza con ejercicios de estiramiento, relajación y control respiratorio.

Los efectos fisiológicos del ejercicio en inmersión son el aumento tanto de la temperatura corporal como del riego periférico, frecuencia cardiaca y frecuencia respiratoria, así como el incremento de la presión sanguínea, de la demanda de oxígeno y de la tonicidad muscular.

Los objetivos de este programa, que se puso en marcha en Burriana hace algo más de un año, es ofrecer a las futuras madres la oportunidad de realizar ejercicio físico en el agua acorde a sus necesidades y mantener así los niveles de condición física y técnica que tenían antes del embarazo, trabajar la fuerza muscular, manejar la respiración, ejercitar la capacidad aeróbica, incrementar el vínculo madre-hijo y compartir experiencias con otras mujeres en su mismo estado.

Subir