26 de febrero de 2021 26/2/21

La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual

La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual - (foto 2)
    La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual - (foto 3)
    La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual - (foto 4)
    La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual - (foto 5)
    La Dirección General de Patrimonio quiere supervisar el proyecto de peatonalización de la calle Sant Pere Pasqual - (foto 6)

    La Dirección General de Patrimonio espera que el Ayuntamiento les remita, para su preceptivo informe, el proyecto de peatonalización de las calles Sant Pere Pascual, Beato Ripollés, y un extremo de la plaza de la Mercè, incluidos en los planes estatales para el fomento del empleo, por estar dentro del conjunto histórico de Burriana, declarado Bien de Interés Cultural desde 2007.

    Pocos conocían esta nueva delimitación, incluso algunos técnicos municipales, a la vista de los informes previos; pero efectivamente, en el Diario Oficial de la Generalitat del día 5 de octubre de 2007 se publicó el decreto en el que se definen los entornos de protección o ámbitos de afección de los Bienes de Interés Cultural, entre ellos el conjunto histórico de Burriana. Es más, el Plan Especial del Casco Histórico que se está redactando, deberá ajustarse a ese nuevo ámbito, que no sólo incluye lo que hasta ahora entendemos como Ciutat Vella sino el barrio de Sant Blai, la Mercè, el Raval o la zona de los Carmelitas.

    El Ayuntamiento encargo este proyecto el pasado mes de enero al arquitecto burrianense José Durán, autor de la peatonalización de la calle San Vicente, y redactor del proyecto de peatonalización de la calle Tremedal, pendiente de autorización por parte de la Dirección General de Patrimonio desde el año 2005, debido, sencillamente, a que no les gusta. Hace dos semanas el concejal de urbanismo manifestaba al respecto que “la calle Tremedal está dentro del casco histórico, y hay un arquitecto funcionario de la Consellería al que no le satisface. Cambiamos el tipo de pavimento y continua sin gustarle, y ahora vamos a hacer un tercer intento a ver si lo conseguimos”. Lo cierto, es que en el caso de Sant Pere Pasqual, el Ayuntamiento no puede entrar en esa dinámica, ya que las obras deben comenzar a principios de abril, pues de lo contrario se perderá la subvención del Estado. El presupuesto de este proyecto financiado con los fondos estatales asciende a 260.272 euros, y su realización se justifica por la necesidad de ofrecer una entrada peatonal a los jóvenes que acuden al Centre Municipal d’Estudis Rafel Martí de Viciana y los mayores que asisten al CEAM.

    El diseño, en este caso, no resulta tan atrevido como el de la calle San Vicente, ya que todo el pavimento baldosa de 60x60 cm será de color gris oscuro. La vía por la que deberán circular los vehículos de los residentes dibujará en el suelo un camino sinuoso y reflexivo, visible por la noche mediante unas luces “leds” – que por lo que se refiere a la calle Tremedal no gustan a Patrimonio –incrustadas en el pavimento.

    Durante el periodo de ejecución de las obras el Ayuntamiento deberá reubicar 31 paradas del mercado exterior de los martes que se verán afectadas. Este mercado engloba 217 paradas, y se está barajando ampliarlo a calles adyacentes para evitar tener que desplazar todo el mercadillo a otra zona, como ya ocurrió cuando se iniciaron las obras del CEAM, que el mercado pasó al barrio Quarts de Calatrava.

     

     12 comentarios
    JOSEP
    JOSEP
    14/02/2009 12:02
    ARQUITECTO ERUDITO

    Jo no tinc res contra este arquitecte, però es normla que des de la conselleria li frenen els peus: volia pavimentar tot el centre de Burriana amb "pizarra natural", una pedra que quan es calfa pel sol crema i pot arribar a ser perillosa, abanda de que es un material invasiu i no es autòcton. Que faça els experiments en llimonà, i que no el deixen fer més empastres en zones públiques.

    Subir